Examen cívico de Trump podría dejar a miles de inmigrantes fuera de EEUU

Trump defiende la idea de una prueba de inglés y examen cívico previo a ser admitido a EEUU
Examen cívico de Trump podría dejar a miles de inmigrantes fuera de EEUU
Los demócratas ya han expresado su rechazo total a la propuesta
Foto: Getty Images

El presidente Donald Trump defendió este viernes su controvertido plan migratorio, el cual busca restringir drásticamente la inmigración familiar y reemplazarla con mayores cuotas de inmigrantes calificados, que hablen inglés y que sean profesionales.

La propuesta del sistema basado en el mérito se centra en lo que se llamaría la visa “Build America”. Esta propuesta reconoce tres categorías: talento extraordinario, vocaciones profesionales y especializadas, y estudiantes excepcionales.

Sin embargo el plan incluye una prueba de educación cívica, una medida que, según los expertos, es inusual y podría excluir a los solicitantes altamente calificados de ingresar al país.

Estos exámenes suelen ser parte de las pruebas de ciudadanía pero nunca antes se han realizado al inicio del proceso migratorio cuando un extranjero llega al país sea como inversionista, trabajador o estudiante.

“En el mejor de los casos, esta prueba es innecesaria y podría eliminar a algunos inmigrantes ambiciosos y muy hábiles que están listos para ser productivos en Estados Unidos, diga lo que diga la prueba”, dijo Daniel Griswold, investigador principal del Mercatus Center en la Universidad George Mason en entrevista con NBC News.

“Podría ser una barrera para que los inmigrantes muy productivos se conviertan en parte de la sociedad estadounidense”, dijo.

La Casa Blanca estima que el 12% de las personas que obtienen tarjetas de residencia y la ciudadanía lo hacen basándose en el “empleo y las habilidades”, mientras que el 66% ingresa a través de conexiones familiares y el 22% a través de visas humanitarias y la lotería de diversidad.

Bajo la nueva propuesta, el empleo y la habilidad aumentarán a 57%, 33% para migración familiar y 10% para todo lo demás, cambiándo drásticamente el sistema migratorio en EEUU.

“Es un mito que dejes entrar a inmigrantes altamente calificados o que obtengamos inmigrantes basados ​​en la familia y poco calificados”, concluyó Griswold.

Hasta el momento no se conocen mayores detalles sobre la prueba cívica y de inglés que el presidente Donald Trump esbozó este jueves en la Casa Blanca como parte de su proyecto migratorio, el cual tiene poco futuro en el Congreso como aseguraron los demócratas.