La escultura viviente con columna que robó la atención de pasajeros del Subway de NYC es boricua

Imágenes de la Antigua Grecia en el vagón del tren...

En el Subway de Nueva York se ven cantantes, bailarines, músicos, artistas plásticos y hasta esculturas…

Esta semana, usuarios de uno de los vagones del tren 4 de la línea roja viajaron acompañados de una escultura viviente que a su vez cargaba una columna que parecía ser de cemento en una carrucha.

El artista callejero que llevaba su cuerpo pintado de blanco al igual que la pieza que sostenía actúa como si fuera directo a su espacio y estuviera listo para su interpretación.

El artista lucía muy tranquilo con su disfraz. (Captura / Facebook, Daso El AfroCaribenyo)
El hombre fue divisado en un vagón del tren 4. (Captura / Facebook, Daso El AfroCaribenyo)

El personaje en el Subway que se asemejaba a una escultura de la Antigua Grecia, intentaba acomodarse sin molestar al resto hasta llegar a su parada.

Su presencia llamó la atención de otros pasajeros, algunos de los que aprovecharon para grabar la escena.

Y “como el mundo es pequeño”, y a Nueva York también le aplica el refrán, un cibernauta que comentó uno de los videos en Facebook dijo que el artista era su vecino.

“El vive en la puerta al lado de mi casa. Es un buen chico. También, créalo o no, hace buen dinero con eso”, expresó el usuario.

Un reporte del diario puertorriqueño Primera Hora del 2017 explica que el artista, identificado como Johan Figueroa González, es natural de la isla.

Sus interpretaciones trascendieron a los medios en PR cuando fue arrestado en enero de ese año por la Policía mientras realizaba su acto artístico en la Plaza de Armas del Viejo San Juan.

Después de esa experiencia, el artista decidió probar suerte en Nueva York. Espacios como el Washington Square Park en Manhattan le brindan la oportunidad de mostrar su talento sin intervenciones.

Tal ha sido su desarrollo que medios como The New York Times y de otros países han destacado su labor artística.

Las interpretaciones de Figueroa González destacan, principalmente, por la capacidad de camuflarse con la arquitectura.