Trump quiere que su muro sea construido por una compañía pro republicana

La empresa favorita para presidente es una fuente importante de ingresos para el Partido Republicano
Trump quiere que su muro sea construido por una compañía pro republicana
Trump quiere que el muro se construya en el menor tiempo posible.
Foto: MANDEL NGAN / Getty Images

No es un secreto que el presidente Donald Trump quiere en la frontera sur un muro robusto que intimide y que sea, sobre todo, construido a la menor brevedad posible para frenar de una vez la entrada ilegal de miles de migrantes.

Es por esta razón que durante los últimos meses no ha dejado de buscar prototipos de muro y compañías que puedan hacerlo justo a su medida. Al parecer el mandatario ya tiene una favorita.

Se trata de Fisher Industries, una empresa de construcción con sede en Dakota del Norte y que el mes pasado demandó al gobierno estadounidense después de que el Cuerpo del Ejército no aceptara su oferta para instalar barreras en la frontera sur del país. El proyecto podría haber tenido un costo de miles de millones de dólares.

Esta misma empresa es una fuente importante de ingresos para el Partido Republicano y el presidente ha presionado a los encargados de escoger el proyecto para que sea la elegida.

De acuerdo a un artículo publicado en The Washington Post, las constantes ofertas de la compañía que ha presentado un diseño nuevo de acero desgastado junto a la promesa de concluir el muro para mediados del 2020 y con un costo menor para los contribuyentes, han enamorado a Donald Trump.

“En concordancia con los objetivos que también describió el presidente Trump, el objetivo de Fisher es, de la manera más expeditiva posible, proporcionar la mejor protección de la frontera al mejor precio para el pueblo estadounidense”, expresó Scott Sleight, uno de los abogados de la compañía.

Tommy Fisher, director ejecutivo, ha aparecido en la radio y la televisión para asegurar que su compañía podría construir más de 200 millas de barrera en menos de un año. También se ha reunido con funcionarios de la Casa Blanca para mostrarles sus prototipos.

El presidente es uno de los constructores más exitosos del país y sabe mejor que nadie cómo negociar las mejores ofertas. Él quiere asegurarse de que hagamos el trabajo dentro del presupuesto y antes de lo previsto”, señaló la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un correo electrónico.

Al proyecto propuesto por Fisher se han unido influyentes figuras de la política estadounidense. Entre ellas está el yerno del presidente, Jared Kushner, quien junto al senador republicano Kevin Cramer, aseguró que la actual administración tenía interés en la compañía.

Él siempre los menciona”, dijo Cramer, indicando que ha hablado con el presidente sobre Fisher en dos ocasiones y que se interesó después de ver cómo el director ejecutivo de la empresa defendía en la televisión la idea de un muro en la frontera.

“Ha sido muy agresivo en la televisión”, dijo Cramer sobre Fisher.

Según The Washington Post, los constantes intentos de Trump por influir en las decisiones del Cuerpo del Ejército, encargado de la construcción del muro, revelan el grado de interés del presidente por insertarse en un proceso legal diseñado para proteger al gobierno de posibles acusaciones de favoritismo.

“El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos hace todo lo posible para garantizar la integridad de nuestro proceso de contratación“, dijo Raini W. Brunson, portavoz del Cuerpo del Ejército.

Asimismo, todo este proceso es una muestra de cómo una empresa privada puede utilizar los medios de comunicación para persuadir y mejorar sus conexiones de negocios.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que el presidente había sugerido en varias ocasiones que el contrato debía adjudicarse a Fisher Industries puesto que otras compañías solo encarecían y alargaban el proceso. Trump quiere ver cientos de millas erigidas en los próximos dos años.

Su muro ideal sería, como ha dicho, una barrera negra muy alta y que asuste. Que sus puntas tengan filo para que puedan cortar y así enviar un mensaje a los migrantes que intenten cruzar de manera ilegal.