La película en Cannes con escena de sexo oral de casi 15 minutos que tildan de pornografía

Algunos espectadores hasta abandonaron la sala en la que era proyectada la cinta de Abdellatif Kechiche
La película en Cannes con escena de sexo oral de casi 15 minutos que tildan de pornografía
Una de las escenas de “Mektoub. My love: Intermezzo”.
Foto: (Captura / YouTube)

Las críticas no son nada alentadoras: hay quien la ha catalogado como el “desastre” del Festival de Cine de Cannes.

Las palabras del propio director tampoco aportan mucho en favor de la cinta “Mektoub. My love: Intermezzo”.

“Para ti, público, he contado todos los planos que muestran cul** en Mektoub. My love: Intermezzo, hay 178. Si los quitamos, creo que el filme dura 20 minutos”, reconoció a la prensa Abdellatif Kechiche.

En resumen: servidos en bandeja están los primeros planos de pechos y traseros en movimiento.

Sin embargo, la película del francotunecino, de tres horas y media, compite por la Palma de Oro a pesar del sinsentido del argumento del filme, de acuerdo con los críticos, y la cosificación de la mujer.

“Traté de mostrar lo que me hace vibrar, los cuerpos y los vientres”, remató el creador en una conferencia  donde a los actores parecían figuras accesorias y ni se les escuchó.

“Para mí lo más importante era celebrar la vida, el amor, el deseo, la música, el cuerpo y contar una experiencia cinematográfica lo más viva posible e intentar renovarme, buscar otras forma de narración tratando de romper las reglas narrativas del cine”, sostuvo.

Pero lo que se dice no parece ir acorde con lo que se hace.

Y como si no se tratara también de su película; incluso, una de las actrices principales, Ophélie Bau’, abandonó la sala en la que se proyectaba la misma.

La francesa protagoniza la tan mencionada escena de sexo oral que se extiende por casi 15 minutos.

Imágenes como las anteriores son las que han puesto a debatir si con la reciente entrega de Kechiche, quien hace seis años ganó el citado premio por “La vida de Adèle”, quiso hacer cine arte o pornografía.

Al final de la proyección, el director hizo lo propio, o sea salió del recinto, no sin antes disculparse con la audiencia por atraer la atención sobre todo a su persona.

“Les pido disculpas por haberlos retenido sin advertirles, y ahora me voy”, dijo el cineasta.

La película, segunda parte de una trilogía sobre la juventud de los años 90, se basa en la historia de Amin, un joven aprendiz de guionista que regresa de París para vacacionar en Sète, su ciudad natal, en el verano de 1994. En el junte con su primo Tony, flirtea con chicas en la playa y en los bares.

El filme se centra en una discoteca con escenas de baile y lujuria desenfrenada.