¿Latino?¿Empresario? Certifíquese para abrirse camino

Emprendedores y empresarios latinos tienen una puerta de entrada a contratos que pueden cambiar el rumbo de un negocio

¿Latino?¿Empresario? Certifíquese para abrirse camino
José Bandujo, fundador de Bandujo Advertising + Design es una empresa certificada con la ciudad de NYC./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario

La ciudad de Nueva York contrata a empresas constructoras para que hagan el asfaltado de las calles pero también contrata a empresas para que limpien sus oficinas, arreglen desperfectos en edificios públicos, pongan sillas en las plazas públicas, gestionen datos o hagan obras de mudanza en el departamento que sea o diseñen campañas de publicidad.

La ciudad tiene un presupuesto que ronda unos $17,000 millones al año en gastos de compras de bienes y contratación de servicios. La mayor parte de estos contratos sale a concurso público para que se pueda elegir entre la oferta más competitiva en precio, plazo y ejecución.

Para que no solo sean las grandes empresas las que puedan competir en las mejores condiciones por estos contratos, hay una parte de estos gastos que se reservan para que sean empresas minoritarias o de mujeres las que opten a la contratación. A veces en concurso subasta compitiendo con otras empresas minoritarias y a veces, si la cantidad del contrato es menor a $150,000, por adjudicación directa.

Es más, las grandes empresas que contratan con la Administración municipal también contratan a empresas minoritarias para que sean subcontratistas.

El alcalde Bill de Blasio quiere que para el fin del año fiscal 2021 el 30% de valor de los contratos estén otorgados a este tipo de empresas.

Empresario argentino Daniel Levy en su oficina de Manhattan Office Design. Su negocio está certificado con varias administraciones entre ellas la ciudad de NYC./Mariela Lombard
  • ¿Qué son empresas minoritarias o de mujeres?

Son negocios en los que el 51% de la sociedad, ya sea corporativa o LLC, está en manos de una persona que es latina, asiática, afroamericana o es una mujer (caucásica o no). Se conocen por su acrónimo en inglés M/WBE y el objetivo es integrar y abrir oportunidades a todas las empresas.

Si se cumple ese primer requisito, el primer paso que hay que dar es certificarse oficialmente como tal M/WBE. Hay procesos de certificación con la ciudad de Nueva York para los contratos que dependen del presupuesto municipal pero también las empresas se pueden certificar con otras administraciones públicas para acceder a contratos más allá de NYC.

Hay certificación con el Estado, con entidades como la School Construction Authority (SCA) y Port Authority, el propio Estado Federal y el brazo militar de este. Cuando una empresa se certifica ante cualquiera de estas administraciones puede optar a trabajar con ellas como lo hizo María Marín, de Michigan que hace reciclaje en algunas de las bases militares de este estado.

Casi todas las ciudades y estados del país tienen este tipo de programa de integración empresarial.

  • Para certificarse con NYC

Lo básico es que además del 51% de propiedad de la empresa en manos de una minoría, esta empresa tiene que estar legalmente autorizada para operar en el estado y constituida como tal. Además han de mostrar que tienen un record de haber estado funcionando al menos durante un año. Se le pedirán la declaración de los impuestos del año anterior.

A la hora de documentar que se es latino las autoridades del Small Business Services (SBS) que es la referencia a la hora de certificarse, aceptan cualquier documento acreditativo de que se es nativo de un país latinoamericano. Normalmente el pasaporte (aunque esté expirado) o un certificado de nacimiento.

La ciudad no obstante acredita que se es latino si se es nacido en EEUU pero descendiente de latinoamericanos, ya sean los padres o los abuelos.

En el caso del tiempo que se ha estado operando un negocio, si la persona ha estado trabajando como freelance (contratista independiente) ocho meses y luego se constituye como empresa, esos ocho meses cuentan para hacer el año completo.

La oficina principal del negocio tiene que estar en alguno de los cinco condados o en los de Nassau, Putnam, Rockland, Westchester, Suffolk, Bergen, Hudson, Passaic (NY y Nueva Jersey)

El proceso se puede hacer en la red del SBS a la que se suben los documentos necesarios y para hacer seguimiento o hacer las preguntas que se tengan se puede llamar al 212 513 6311 o mandar un correo a MWBE@sbs,nyc.gov.

El proceso toma de seis a ocho semanas una vez que se ha completado y aunque se ha simplificado mucho en los últimos años si se tienen dudas además del SBS también ofrecen ayuda organizaciones como la Women´s Chamber of Commerce of NYC.

Una vez que se tiene la certificación hay dos métodos para hacerse con contratos. Uno de ellos es pasivo. Las agencias buscan a empresas para ciertas tareas y lo hacen consultando la base de datos de compañías minoritarias. Es decir, que se puede recibir una llamada sin más para un contrato de un costo menor a los $150,000 anuales.

De forma activa, las empresas tienen que hacer seguimiento de la planificación de gastos de los departamentos y los contratos. Estos se suelen publicar en julio y eso supone que se anticipa la información de lo que se va a comprar para que se preparen las ofertas.

La ciudad organiza cursos, mentorías y tiene programas de ayuda financiera para estas empresas.

  • ¿Por qué compensa?

Los empresarios que se han certificado lo tienen muy claro. Lo primero es que se está en una base de datos que permite que otras empresas sepan de la existencia de una empresa con la que pueden subcontratar.

Pero sobre todo, se tiene acceso a contratos que si se consiguen pueden proporcionar estabilidad incluso en tiempos de crisis. La Administración paga a tiempo y es una forma de asegurar un camino estable y pautado para el crecimiento de una empresa que si se sostiene con contratos puede ayudar a conseguir tamaño.