Toy Story 4: Aunque no lo crean, Woody y Buzz nunca estuvieron juntos

Tom Hanks y Tim Allen llevan 25 años poniendo voz a los personajes más populares de Pixar, pero nunca grabaron juntos

Toy Story 4: Aunque no lo crean, Woody y Buzz nunca estuvieron juntos
Tom Hanks y Tim Allen en Toy Story Land de Walt Disney World en Orlando.
Foto: John Parra / Getty Images for Disney

Por curioso que parezca, una de las parejas más populares de las películas animadas nunca han estado juntos en la misma habitación. Las voces de Woody y Buzz Lightyear, los protagonistas de la saga Toy Story que el 14 de junio estrena su cuarta entrega, nunca se han grabado al mismo tiempo, por lo que Tom Hanks y Tim Allen, que llevan desde 1995 dando voz a estos personajes, jamás han coincidido en el estudio de grabación de Pixar, como confesaron ambos en la rueda de prensa en Orlando durante la promoción del film.

Aun así, estos dos veteranos actores establecieron una sólida amistad que se mantiene a través de los años sobre la base de que comparten dos personajes ya icónicos.

“Nos volvimos muy cercanos desde que somos Woody y Buzz”, asegura Hanks. “Nos juntamos para un almuerzo de tres horas y media cada tres meses. ¡Y no hay alcohol! Nos preocupamos genuinamente el uno por el otro”.

A Allen le hubiera gustado compartir el trabajo con su amigo y grabar sus voces en las mismas sesiones: “Yo siempre he pedido que sucediera, pero nunca lo hemos conseguido”.

En Toy Story 4 fue el director Josh Cooley quien leía las líneas del otro personaje mientras uno u otro actor grababa en el estudio.

“Para mí es muy difícil hacer estas películas porque no trabajo con otros actores, me cuesta mucho”, explica Allen. “Pero me encantan y nunca se me ocurrió que estos personajes pudieran convertirse en iconos, que hagan juguetes y que haya ¡hasta un parque temático de Toy Story!

La “voz interior” de Buzz

Buzz Lightyear, el personaje de Allen, ha ido cambiando a través de cada Toy Story. En este último film encuentra su “voz interior” gracias a Woody.

“Buzz pasó por el difícil momento en que Woody le dijo que era un juguete. Pero luego lo supera, se reagrupa y sigue con su inocencia”, dice Allen. “Y en esta película descubre su voz interna, que es lo que más me gusta”.

Tras 25 años con un mismo personaje, Allen llegó a un punto en que se atreve a recomendar al director y responsables de Pixar cómo se comporta su personaje.

“Les digo: ‘Buzz no haría eso’. No puedo creer que se lo estoy diciendo a la gente que creó el personaje”, comenta. Y bromea que para él, Buzz tiene un “bello pelo” debajo del mono protector del fuego que le cubre hasta la cabeza. “Tiene pelo rizado recogido en una coleta”.

Woody y Bo Peep

Aunque Allen y Hanks nunca grabaron juntos, en Toy Story 4 fue la primera vez que el actor de Forrest Gump se metió en el estudio con otro actor. Hanks y Annie Potts, quien pone voz a Bo Peep, la figura de porcelana que se gana el corazón de Woody, compartieron tiempo de grabación por primera vez, lo que el actor agradeció.

“Woody siempre ha sabido, desde 1995, que Bo era su figurita”, aseguró Hanks.

Para este actor Woody se ha convertido en un “gran regalo” que sigue interpretando una vez y otra vez.

“Cuando hice esto por primera vez no podía imaginar que podía crecer tanto”, cuenta.

El último día de grabaciones fue muy emocional para Hanks, que pidió colocarse de espaldas en el estudio para que no pudieran ver sus reacciones mientras leía las últimas líneas de un personaje que le ha acompañado durante un cuarto de siglo.

En otra ocasión Hanks estaba con su familia en Disneyland disfrutando del show final que termina con el bote de Mark Twain lleno de personajes míticos de Disney.

“Mi hija, con más de 30 años, se puso llorar”, recuerda Hanks. “Después de Mickey, Donald y todos los demás, al final del barco estaban Woody y Buzz. Y me dijo: ‘Papá, vas a estar siempre en ese bote mientras exista Disneyland’”.

· Leer más: Lo que ya sabemos de Toy Story 4