El codiciado voto latino

Sólo si salimos a votar podemos demostrar nuevo poder
El codiciado voto latino
El voto latino fue un motor en el cambio.
Foto: Impremedia

El latino es un votante preciado para la elección presidencial 2020. La cantidad de electores potenciales y su ubicación en estados que son claves para llegar a la Casa Blanca coloca a esta comunidad en una situación privilegiada, en un momento fundamental para EEUU.

La presidencia de Donald Trump dio un giro ultraconservador después de ocho años del demócrata Barack Obama. En poco más de dos años nuestro país pasó a ser un bastión nacionalista, anti inmigrante, con un draconiano recorte impositivo, con guerras de aranceles, jueces ultra conservadores y un liderazgo divisivo y caprichoso.

Los votantes decidirán si quieren un cambio o cuatro años de más de lo mismo. Los latinos son protagonistas de esta elección, siempre y cuando salgan a votar.

Un ejemplo de la atención que reciben es la decisión de la Casa Blanca de lanzar oficialmente la campaña de reelección este martes en Orlando, Florida. En realidad, la reelección para Trump comenzó al día siguiente de su toma de poder cuando literalmente registró su nombre para la contienda de cuatro años más tarde.

No obstante, el acto oficial es en el estado en donde el ganador de los 29 votos electorales será el presidente electo, como ocurrió en las seis elecciones pasadas. Los republicanos cuentan con el respaldo de la comunidad cubanoamericana. No es casualidad el endurecimiento de la política hacia Cuba de la Casa Blanca ni las referencias que unen el socialismo demócrata con el régimen de Venezuela.

La selección de Orlando refleja la agresiva estrategia republicana de buscar el voto puertorriqueño, que es tradicionalmente demócrata. Es difícil imaginar que la atracción sea la poco estelar ayuda de Trump a la isla durante el huracán María. La economía estable y la baja del desempleo entre los latinos será el mensaje de Trump para atraer una suficiente cantidad de electorado hispano que no es monolítico demócrata como el afroamericano.

El desafío de los demócratas es disputar el terreno con los republicanos, mientras eligen a su candidato presidencial entre 23 aspirantes. Los latinos son una fuerza dentro del Partido. Por eso hay ocho precandidatos que hablarán ante la convención de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO) para buscar respaldo. Hay una preocupación porque la atención a las primarias retrasa la preparación partidaria en algunos necesarios par ganar la elección general.

A los hispanos les interesa el costo de la salud, los empleos, salarios y la protección de los derechos de los inmigrantes, según un sondeo NALEO y 71% de los entrevistados dice estar seguro que votará en noviembre 2020. Los partidos tienen 17 meses para conseguir el voto de los latinos. Ya es hora para la comunidad de escuchar las propuestas.