“Junior es de todos”: con misas y marchas recuerdan un año de su brutal partida y la violencia en Nueva York

Su madre pide a la juventud mantenerse fuera de calle
“Junior es de todos”: con misas y marchas recuerdan un año de su brutal partida y la violencia en Nueva York
Mural “Stand With Junior”, pintado en la 3ra avenida con calle 184
Foto: Mariela Lombard

Miércoles, 20 de junio de 2018: una fecha que marcaría la historia en El Bronx. No sólo esa noche se cometió el que sería el crimen más noticioso del año en Nueva York, sino además fue uno de los homicidios más brutales que se recuerden en el país.

Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz, un joven de sólo 15 años, fue arrastrado desde una bodega y atacado salvajemente “por error” por pandilleros armados con machetes y cuchillos, en plena calle, y corrió desangrándose hasta colapsar en el hospital.

“Junior representa al hijo, hermano, primo y amigo de todos”, dijo ayer la usuaria de Instagram carola_718, citada por Pix11.

“Su muerte me impactó directamente porque pudo haber sido mi hermano. Representa al adolescente típico de Nueva York y es por eso que muchos quieren presentar sus respetos porque simboliza al niño de todos los días que intenta sobrevivir en esta jungla de hormigón que llamamos Nueva York“.

En su memoria, hoy se celebrará una misa a las 6 p.m. en la iglesia de “Nuestra Señora del Monte Carmelo”, en la calle 187 de El Bronx, seguida de una hora de oración. Luego familiares, amigos y la comunidad marcharán hasta donde sucedió el ataque, en East 183rd Street y Bathgate Avenue, para realizar una vigilia.

El sábado 22 de junio, la segunda edición del evento “Stop the Violence” se llevará a cabo de 11 a.m. a 5 p.m. en 184th Street y Bathgate Avenue. El concejal Ritchie Torres y la hermana de Junior, Génesis Feliz, estarán entre los anfitriones. Habrá actuaciones musicales de Mayra Luz, Miguell Y Jon Q, Denzel Y Marlex, Ray Villegas y Nas T Boyz.

El viernes pasado, cuando cinco de los primeros pandilleros “Trinitarios” juzgados fueron sentenciados por el homicidio, su madre dominicana, Leandra Feliz, puso el dedo en la llaga: la necesidad de abordar la violencia juvenil en Nueva York.

“Tenemos que detener la violencia y tenemos que salvar la ciudad (…) Quiero darte las gracias, Jesús”, añadió en tono religioso, al salir de la corte.

Y hoy, en el aniversario de la tragedia, ratificó el mensaje: “Todos en el mundo han sido tocados por Junior”, dijo al ser entrevistada por Pix11 desde su nuevo hogar. “No esperaba nada de eso”.

Feliz aún trabaja como ama de llaves en la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital St. Barnabas, el mismo donde su hijo fue declarado muerto.

Para la juventud, “Mi mensaje es: ‘Manténte fuera de la calle. Sigue a tus padres. Porque los adolescentes hacen lo que quieren y no saben lo que están haciendo. Simplemente sigue a tu padre y manténte fuera de la calle”, insistió en tono maternal.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos