Exigen reformas al gran pecado de la Fiscalía de Queens: la criminalización excesiva

El 25 de junio son las votaciones para elegir al sucesor de Richard Brown, a quien pese a la reducción del crimen en el condado, señalan por políticas injustas, por lo que exigen reformas urgentes al nuevo fiscal
Exigen reformas al gran pecado de la Fiscalía de Queens: la criminalización excesiva
Candidata para la Fiscalia de Queens, Tiffany Caban en Queens.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En enero pasado Richard Brown anunció que tras casi 28 años al mando de la Fiscalía de Queens, no buscaría su reelección en los comicios de mitad de año, debido a sus serios quebrantos de salud, que desencadenaron en su fallecimiento cuatro meses después. Y con las elecciones a la vuelta de la esquina para ocupar ese cargo, en el condado más diverso del país, donde viven casi 2 millones y medio de personas, 28% de ellos hispanos, y de amplia presencia inmigrante, es larga la lista de exigencias que activistas, líderes comunitarios, defensores y juristas están haciendo para reformar la labor de la Fiscalía de Queens.

El llamado es al revolcón de esa unidad judicial promoviendo principios de justicia, pero con ideas progresistas y de cara a esa tarea la abogada Tiffany Caban; la presidenta del condado de Queens, Melinda Katz; el juez de Queens, Gregory Lasak; la abogada Betty Lugo, la defensora Mina Malik y el veterano del Ejército José Nieves, quienes se verán las caras en la contienda que será este martes 25 de junio, coinciden en la necesidad de entrar a reformar el organismo acusatorio.

Uno de los aciertos que elogian al legado del fiscal Brown tiene que ver con la creación del Programa de Intervención de Tratamiento de Queens (QTIP), una opción para acusados de delitos menores con problemas de abuso de sustancias a recibir evaluación clínica, opciones de tratamiento y manejo de casos para ayudarlos a reinsertarse socialmente. Asimismo, la creación de la División de Procesamientos Especiales, que tiene como objetivo alejar a los jóvenes de problemas con la ley con la implementación de programas de prevención de delitos, programas escolares y alcance comunitario.

Y a pesar de que Brown y quienes reconocen el trabajo que el ex juez hizo para poner freno a la criminalidad que pululaba por los diferentes rincones del condado cuando asumió el cargo en 1991, en una época en que consideraban a Queens una zona llena de vecindarios peligrosos, son muchos los reclamos que la Fiscalía ha enfrentado por su gestión. Los principales señalamientos indican que la dureza con que se quiso combatir el crimen, contribuyó a elevar injustamente las tasas de encarcelamiento de negros e hispanos y a preferir la implementación de políticas únicamente punitivas y no restaurativas.

Las cifras de la policía presentadas por la propia Fiscalía como la mejor prueba de que la ruta que han tomado ha sido efectiva, revelan que la criminalidad en Queens en los últimos 25 años, donde se declaró la guerra al auge de los crímenes violentos, al tráfico de drogas y la llamada epidemia del crack, se redujo en 82.5%.

La defensa de su labor continúa con el reporte de asesinatos, que pasaron de 341 en 1997 a 46 el año pasado, con una reducción del 77.6 %, con los robos, que con Brown en la Fiscalía en general bajaron en 85.2%, y el hurto de vehículos, que pasó del cielo a la tierra con una reducción casi total, del 96.3%.

Pero más allá de los datos positivos, y del reconocimiento a los aciertos que Queens ha tenido en la persecución del delito, al otro lado del espejo están los casos de miles de jóvenes, mayormente hispanos y negros, que según denuncias de activistas, a lo largo de casi tres décadas han terminado siendo víctimas de una criminalización excesiva a delitos que no deberían ser castigados con condenas extremas.

La oficina del Fiscal Richard Brown presentó la acusación. Archivo.

Julissa Bisono, coordinadora de la organización Se Hace Camino en Acción, destacó la urgencia de que la Fiscalía entre en una era progresista, y mencionó que por años ese organismo hizo un enorme daño a la comunidad latina y de color.

“Por décadas el Fiscal de Queens fue parte de una máquina que criminalizaba a nuestras comunidades en vez de apoyarnos”, dijo la activista, al tiempo que manifestó su aval por uno de los seis candidatos que este 25 de junio se disputan la contienda para asumir el cargo.

“Estamos respaldando fuertemente a Tiffany Cabán, una latina que entiende las necesidades de nuestra comunidad, incluyendo el freno al encarcelamiento masivo, eliminar el pago de fianzas e invertir en servicios y escuelas, no en cárceles, para nuestra comunidad”, destacó Bisono.

El concejal de Queens, Jimmy Van Bramer, uno de los líderes más críticos del sistema de criminalización excesivo, mencionó que el nuevo fiscal que asuma la oficina del condado necesita trabajar en temas que otras fiscalías como la de Brooklyn, bajo el mando de Eric González, están impactando positivamente a las comunidades vulnerables.

“El próximo Fiscal de Distrito de Queens debe tomar medidas audaces para poner fin al encarcelamiento en masa y fomentar la justicia racial en nuestro condado. Eso significa poner fin a la fianza en efectivo, despenalizar el trabajo sexual, eliminar los registros de los infractores no violentos de la marihuana y continuar con el impulso de cerrar la cárcel de Rikers de una vez por todas”, dijo el concejal de Long Island City, al tiempo que destacó la urgencia de proteger a los inmigrantes para que no terminen siendo puestos en riesgo de deportación por imponer cargos extremos a delitos que no lo ameritan.

“El fiscal de Queens también debe prohibir a los agentes de ICE hacer arrestos en los juzgados para proteger a las comunidades inmigrantes y trabajar más para aumentar la imparcialidad en la sala del tribunal, implementando reformas de descubrimiento y sentencia”.

Candidata para la Fiscalia de Queens, Betty Lugo en Queens.

Rory Lancman, presidente del Comité judicial del Concejo Municipal, y quien se candidatizó al puesto  hasta el jueves pasado que se retiró de la contienda-, ha sido bastante severo al afirmar que el gran pecado del sistema de justicia radica en que “es profundamente injusto para las personas de color y los inmigrantes”.

“La Fiscalía de Distrito de Queens es la peor de los cinco condados de nuestra ciudad cuando se trata de la reforma a la justicia penal. Esa Fiscalía ha sobre vigilado y criminalizado a las comunidades negras y latinas, y las ha acusado en exceso por delitos menores y no ha considerado las consecuencias colaterales para los inmigrantes neoyorquinos”, dijo unos días antes de abandonar sus aspiraciones a Fiscal.

Redmond Haskins, de la organización Legal Aid Society, manifestó que la Fiscalía de Queens debe honrar la consolidación de un sistema penal justo, con reformas inmediatas, que no discrimine a hispanos y negros, como ocurre actualmente.

“Durante más de 25 años la Fiscalía de Queens estuvo poniendo en práctica el enfoque de persecución excesivo de Guilliani (exalcalde de Nueva York), siendo contraria a algunas de las fiscalías de otros condados que han promovido políticas más progresistas. La Fiscalía de Queens es la única que se ha quedado atrás en Nueva York”, aseguró Haskins, al tiempo que pidió al próximo inquilino de la Fiscalía cambiar el mapa de justicia en Queens.

“El próximo fiscal debe priorizar la eliminación de las fianzas de dinero, poner fin a la persecución de individuos por ofensas de bajo nivel, reducir los encarcelamientos en Rikers. Esa personas debe hacer un mejor trabajo sobre lo que ocurre en las calles con el uso excesivo de la fuerza”, dijo el miembro de Legal Aid Society. “Y de manera especial, debe mirar las cosas en el contexto de lo que está pasando en medio de la Administración Trump, en la que muchos delitos menores criminalizados se están desencadenando deportaciones innecesarias”.

La senadora estatal Jessica Ramos se sumó a las mismas exigencias y destacó que es urgente que ese organismo promueva cambios urgentes en todos los niveles.

“Necesitamos una fiscal que nos proteja de la criminalización de nuestras comunidades y la separación de familias. Nuestros vecinos han sido procesados por ICE, han sido expulsados de sus hogares por propietarios codiciosos y encarcelados a tasas asombrosas”, dijo Ramos, manifestando su apoyo a uno de los 6 candidatos. “Un trabajador de construcción muere casi todos los días porque no estamos haciendo responsable de sus acciones a los contratistas poco escrupulosos. Por eso y más debemos elegir a Tiffany Cabán como nuestra fiscal en Queens”.

La Coalición para el rendimiento de cuentas de la Fiscalía de Queens, que reúne a varias organizaciones de base y defensores de comunidades afectadas directamente por el encarcelamiento excesivo, también aboga por la transformación del sistema legal penal del condado, basado en la expansión de la despenalización, el desencarcelamiento y la promoción de la justicia transformativa.

“La Fiscalía es el reflejo de la pasada época de dura delincuencia y no ha seguido el ritmo de las reformas progresistas que han caracterizado la nueva era moderna de enjuiciamiento en los Estados Unidos”, aseguró la organización, al tiempo que envió un mensaje claro sobre el reto que tendrá quien sea elegido como el nuevo Fiscal. “Tiene el poder de transformar el sistema y terminar el encarcelamiento masivo o exacerbar su daño en nuestras comunidades”.

Candidata para la Fiscalia de Queens, Mani Malik haciendo campaña en Jackson Heights, NY.

Queens y el delito en cifras

  • 2,358,582 es la población actual
  • 28% de habitantes son latinos
  • 20% son negros
  • 27% son asiáticos
  • 48% de los habitantes del condado provienen de otros países
  • 27% del total de población de la Gran Manzana vive en Queens
  • 160 idiomas se hablan en ese condado
  • 52% de las localidades de Estados Unidos tienen más criminalidad que Queens
  • 7,728 crimenes violentos por año ocurren en Queens, con tendencia a la baja
  • 23,841 delitos a la propiedad
  • 31,569 delitos anualmente en total
  • 46 homicidios por año
  • 341 era la tasa de homicidios hace 28 años en el condado
  • 528 violaciones
  • 2,343 robos
  • 4,811 delitos de lesiones personales
  • 3 crímenes por cada 1,000 personas es la tasa de delincuencia en el condado
  • 82.5% se redujo la criminalidad en Queens en los últimos 25 años
  • 77.6 % disminuyeron los asesinatos
  • 89.2% se redujeron los robos a propiedades
  • 85.2% se redujeron los robos en general
  • 51.1% se redujeron los robos de mayor cuantía
  • 30.8% se redujeron las violaciones
  • 42.3% disminuyeron los delitos de agresión y lesiones personales
  • 96.3% se redujo el robo a autos
  • 28 años casi estuvo a la cabeza de la Fiscalía de Queens el fallecido Richard Brown
  • 6 candidatos están en la contienda por la Fiscalía del condado
  • 4 de ellos son mujeres
  • 3 mujeres de origen hispano
  • 25 de junio es la fecha de las elecciones especiales para fiscal de Queens

Peticiones para el nuevo fiscal

  • Promover una política de cero tolerancia a mala conducta policial, brutalidad, corrupción, perjurio y otras conductas criminales
    Reformar las prácticas previas al juicio que impulsan el encarcelamiento masivo
  • Implementar un enfoque de sentencia que reconozca y busque eliminar las opresiones sistémicas
  • Trabajar en justicia transformativa y acción disciplinaria en vez de la penalización
  • Revisar y poner freno al procesamiento excesivo a la hora de imponer cargos de manera desproporcionada para criminalizar a personas de bajos ingresos, personas de color, jóvenes, personas LGBTQ y sobrevivientes de violencia doméstica
  • Proteger a las comunidades inmigrantes
  • Revisar casos anteriores donde hay presunción de inocencia o de condenas injustas
  • Mejorar la transparencia y la rendición de cuentas de la Fiscalía
  • Defender la justicia racial, económica y de género en Queens
  • Promover vías que garanticen que tras cumplir sus condenas, quienes entren al sistema puedan reinsentarse a la sociedad y no reincidir en sus delitos
  • Parar con el racismo a la hora de levantar cargos y perseguir delitos
  • Cesar la acusación y procesamiento de delitos menores
  • Evitar que por criminalización innecesaria en faltas no graves inmigrantes terminen en problemas con autoridades de inmigración y ICE
  • Poner fin a la exigencia de fianzas en efectivo como opción de libertad, que discrimina a personas de bajos recursos.
    Despenalizar el trabajo sexual
  • Eliminar los registros de los infractores no violentos relacionados con marihuana
  • Continuar con el impulso de cerrar la cárcel de Rikers Island