Lluvia de problemas para El Gordo y la Flaca de Univision

La polémica no se aleja de Lili Estefan y Raúl de Molina
Lluvia de problemas para El Gordo y la Flaca de Univision
Lili Estefan y Raúl de Molina debaten sobre el caso de Pablo Lyle
Foto: Univision

Rosie Rivera protagonizó junto a su hermano Juan uno de los escándalos más sonados de El Gordo y la Flaca en los últimos meses. La boda de Chiquis, la hija de la Diva de la banda, Jenni Rivera, fue el evento que hizo que el número de teléfono de Raúl de Molina fuera de dominio público, luego de que el tío de la ahora esposa de Lorenzo Méndez lo revelara delante de los medios de comunicación, que habían acudido a darle cobertura al enlace religioso, aún cuando éste había sido organizado para ser privado.

El dos de julio será considerado duelo nacional en El Gordo y la Flaca de Univision, gracias a Rosie Rivera

El conductor de El Gordo y la Flaca incluso denunció ante el FBI los hechos que se estaban suscitando a raíz de las fuertes declaraciones de Juan Rivera.

Raúl de Molina, estrella de Univision, llama al FBI ante las amenazas del tío de Chiquis Rivera

Después de estos hechos las aguas no se han calmado del todo y una nueva polémica los golpeó luego de que Gabriel Soto e Irina Baeva les diera plantón, luego de que los comentarios realizados por Lili y Raúl cuando éstos anunciaban la llegada de los actores al set fueran de su completo desagrado.

Pareciera que la polémica no quiere abandonar al show de Univision que en menos de dos meses se ha visto envuelto en la polémica.

De momento la relación del programa con Rosie, la tía de Chiquis está rota. Y aún se desconoce cómo vaya acabar la relación con Soto y Baeva después de este plantón. Sobre todo porque la rusa ha desmentido, por completo, las declaraciones de Raúl de Molina. 

Irina Baeva desmiente la versión de Raúl de Molina en El Gordo y la Flaca

Ante los hechos la opinión pública en las redes sociales incluso se ha vuelto ofensiva en contra de los conductores de televisión, ya que algunos de los televidentes tienden a favorecer o tomar partido por sus celebridades favoritas, de ahí que las opiniones estén divididas.