Un tercio de las estaciones del Metro de Nueva York tienen “graves deficiencias estructurales”

De todas las 472 paradas, sólo 31 están en perfectas condiciones, según la Contraloría del estado de Nueva York
Un tercio de las estaciones del Metro de Nueva York tienen “graves deficiencias estructurales”
Anarquía y desidia en el Metro de Nueva York
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

Un informe publicado por la Contraloría del estado de Nueva York acaba de confirmar lo que los usuarios padecen a diario en NYC: las tarifas suben, pero un tercio de las estaciones del Metro tienen serias deficiencias estructurales.

Cada cinco años los funcionarios califican las condiciones de todas las 472 estaciones observando componentes estructurales como escaleras, plataformas y ventiladores; y elementos arquitectónicos como baldosas, iluminación, paredes y techos.

Una de las preocupaciones más importantes es el estado de los bordes de la plataforma del Metro, dos tercios de los cuales estaban desgastados o dañados.

“El número creciente de bordes de plataforma desgastados o dañados potencialmente peligrosos es particularmente preocupante“, dijo DiNapoli en el comunicado.

El informe indicó que 158, es decir, alrededor de un tercio de todas las estaciones tenían serias deficiencias estructurales. Esta es una mejora del último reporte, que informó 188 casos.

De todas las estaciones, sólo 31 no tenían deficiencias, destacó ABC News.

Este informe llega meses después de incidentes con escombros caídos de las plataformas del Metro en Queens, entre otros reportes de deterioro y peligro.

En los últimos 37 años se han renovado 287 estaciones y se han reparado otros componentes, a un costo de más de $6 mil millones de dólares.

En respuesta, la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) emitió una declaración: “La conclusión del contralor sobre el número de estaciones en condiciones totalmente reparadas es errónea, ya que muchas más estaciones contienen sólo problemas menores, que no afectan ni la seguridad ni la experiencia del cliente. Es comprensible que esas estaciones no tengan prioridad para la reparación inmediata. Al centrarnos en los defectos de alta prioridad por separado, podemos responder a problemas graves rápidamente aprovechando al máximo nuestros recursos limitados de manera eficiente y rentable”.

El informe completo del Contralor está disponible aquí.

A fines de enero el senador James Skoufis, quien encabeza la Comisión de Investigaciones de la Cámara Alta estatal, afirmó desde Albany que “MTA es el sistema de tránsito más sucio, menos confiable, más lento y más costoso del mundo”.