ICE arrestó a cientos de migrantes en esta fábrica. Ahora ciudadanos quieren trabajar allí

Al menos 100 personas llegaron al lugar para aplicar a diferentes puestos de trabajo que quedaron disponibles
ICE arrestó a cientos de migrantes en esta fábrica. Ahora ciudadanos quieren trabajar allí
El operativo de ICE en Mississippi fue el más grande en una década.
Foto: ICE

Días después de la redada masiva de ICE en la fábrica Koch Foods, en Mississippi, al menos 100 personas, incluyendo estadounidenses, llegaron a una oficina cercana para aplicar a diferentes puestos de trabajo que quedaron disponibles.

Algunos nunca habían trabajado en la industria y otros con experiencia buscaban regresar atraídos por salarios entre 9.20 dólares y 12 dólares la hora, muy por encima del mínimo que está establecido en 7.25.

Kamerio Whitley fue una de las personas que asistió a la feria de trabajo y, tras salir de la entrevista, les dijo a varios medios de prensa que había bastantes puestos disponibles en la planta, incluyendo operadores de máquinas.

De acuerdo con Whitley, quien aplicó para trabajar en los congeladores donde se manufactura a las aves, el salario comenzaba en 12 dólares. “No está mal para empezar, siempre puede aumentar”, señaló

La gerencia de la empresa de procesamiento de aves de corral llamó el mismo día de la redada, el lunes pasado, al Mississippi Department of Employment Security para agendar la feria de trabajo, según USA Today.

Es bastante frecuente que recurran al estado para la publicación de puestos más específicos, pero esta vez la solicitud fue más amplia de los habitual.“Nos llamaron el mismo día del incidente”, señaló Dianne Bell, directora del departamento de empleos y organizadora del evento.

Las personas que se presentaron tuvieron que mostrar documentos como la tarjeta del Seguro Social y su identificación, además de ser verificados a través del sistema E-Verify.

Joseph Butler, quien también asistió a la entrevista de trabajo, expresó que el salario que ofrecía la planta procesadora le parecía justo. También alabó el hecho de que la paga sería semanal.

Pero, trabajar en una planta como esta a veces suele ser una experiencia mala y peligrosa. De acuerdo con The Washington Post, algunos trabajadores han calificado su paso por las procesadoras como algo terrible por la dureza de lo que allí se hace.

Por ejemplo, en la línea en donde cuelgan a las aves vivas antes de sacrificarlas hay heces y sangre. Muchas veces les salpican a los empleados que además tienen que estar en cuartos prácticamente congelados en donde un error en una máquina puede tener un final desastroso.

Andy Gipson, comisionado de agricultura y comercio de Mississippi, explicó que, aunque algunas personas piensan que están listas para un puesto en una planta avícola, en la mayoría de los casos apenas resisten unas pocas semanas.

“Es un problema constante tratar de encontrar trabajadores”, dijo.

Sin embargo, en un estado en donde predominan estos trabajos y en donde la industria avícola emplea a 25,000 personas, es difícil encontrar un puesto que no esté relacionado. Pero para los inmigrantes indocumentados es a veces la única salida que existe.

No todos van a querer trabajar en una planta de pollos. Así que creo que siempre habrá una necesidad de trabajadores inmigrantes. Pero la clave es que necesitan ser trabajadores inmigrantes legales”, dijo Gipson.

Para la antropóloga Angela Stuesse, las plantas de Mississippi han reclutado a inmigrantes porque están dispuestos a trabajar por salarios más bajos y con menos condiciones.

“La industria ha pasado los últimos 30 años tratando de descubrir cómo reducir los costos laborales”, comentó Stuesse al Mississippi Today.

Muchas de las personas que llegaron hasta la oficina de empleos dijeron que no creían que la planta pudiera encontrar suficientes personas para reemplazar las 680 bajas que sufrió cuando ICE detuvo a los migrantes que trabajaban allí.

Se perdieron 680 empleos y no hay 680 personas aquí“, dijo Hailey Brewer, de 26 años, quien trabaja como gerente en otra planta procesadora y llegó hasta la feria para solicitar un turno de día que le permitiera pasar más tiempo con su hija.

 

Por Geysell Cisneros


Gastó su herencia de $500 millones en atacar a migrantes: “Se reproducen como hámsteres”

Trump planea permitir a empresas contratar y despedir en función de creencias religiosas

Derrota legal de Trump frente a menores migrantes no acompañados

Malas noticias de Fox para Trump tras las masacres en El Paso y Dayton