La polémica que enfrentó a Lowe’s con los latinos por sus “manos pequeñas”

Ya deben haber perdido algunos clientes

La polémica que enfrentó a Lowe’s con los latinos por sus “manos pequeñas”
Lowe's anunció que tenía una herramienta para las "manos pequeñas" de latinos.
Foto: Getty Images

Un comentario de un directivo de la cadena de bricolaje Lowe’s sobre el reducido tamaño de las manos de los hispanos ha desatado acusaciones de racismo no solo en unas redes sociales acostumbradas a reaccionar con pasión, sino también en grandes grupos latinos, que tachan el comentario de “insultante”.

En un vídeo corporativo presentado a nivel nacional a los empleados de la tiendas este lunes, el vicepresidente ejecutivo de las tiendas Lowe’s, Joe McFarland, dijo que el taladro inalámbrico DeWalt, era una herramienta adecuada para “algunos de nuestros profesionales hispanos con manos más pequeñas”.

Este comentario que para muchos podría resultar inocuo levantó semejante polvareda que obligó a McFarland a pedir disculpas por este vídeo pregrabado que se presentó en la reunión semanal de las tiendas para ver nuevos productos y estrategias corporativas.

Uno de los grandes grupos latinos acostumbrados a batallar con las duras políticas migratorias del presidente Donald Trump es la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC).

Sindy Benavides, directora ejecutiva de LULAC, consideró que la declaracion de McFarland sobre sus clientes hispanos fue “inaceptable e insultante para los 58 millones de latinos de este país”.

Otro de estas organizaciones es Latino Victory Fund, que respalda habitualmente a candidatos que apoyan políticas a favor de los hispanos y que en este caso consideró que el comentario es “profundamente preocupante”, que McFarland debería estar “avergonzado” y que Lowe’s debería “tomar medidas correctivas”.

La lluvia de criticas también se dio entre los mismos empleados de Lowe’s, que hablaron en condición de anonimato con el periódico Washington Post, que sacó a la luz la historia.

Para el médico Ilan Shapiro, director de educación y bienestar del proveedor de salud Altamed en Los Ángeles, los comentarios de McFarland no tienen ninguna base científica.

El médico asegura que no se puede hacer una relación científica y definitiva entre la raza y el tamaño de los manos.

“Los hispanos en Estados Unidos no son un grupo homogéneo, es gente que viene de muchas partes del mundo con diferente genética, al usar este estereotipo de hispano se está hablando de un componente social, no de la genética”, subraya Shapiro.

Esta polémica recuerda a la que mantuvieron en plena campaña para la nominación presidencial del Partido Republicano en 2016 entre el senador por Florida Marco Rubio y el ahora presidente Donald Trump.

“Ya sabes lo que dicen de los hombres con manos pequeñas”, dijo Rubio con una sonrisa provocando la risa de la multitud.

Muchos interpretaron que hacía referencia a su virilidad, parece que incluido el propio Trump que rechazó tener manos pequeñas y que “garantizaba” que no tenía nada más que fuera pequeño, como lo insinuaba Rubio.

Y es que efectivamente hay hombres con complejo de manos pequeñas, lo que lleva a alguno de ellos a tener autoestima baja, situación de difícil solución física, porque no se puede operar y tan solo se tiene la opción de ejercitarlas con el objetivo de fortalecerlas.

Una de estas personas con manos pequeñas escribió un tuit enviado a la cuenta de Lowe’s en el que decía: “Yo soy mexicano, uso herramientas y tengo manos pequeñas, gracias por su consideración”.

En ese sentido la psicóloga y sexóloga Stella Sneider, que tiene su práctica en Los Ángeles, considera que este tipo de controversias también pueden debilitar la resistencia de toda una comunidad para soportar comentarios. “Podemos volvernos muy sensibles, eso es una debilidad y afecta el autoestima”, resalta la psicóloga.

Shapiro subraya que esta clase de “comentarios sociales generalizados” crean “mitos y estereotipos que realmente afectan a ciertos grupos en sus creencias”.

Precisamente los “estereotipos” sobre los hispanos es lo que preocupa a Benavides, que resaltó que LULAC está prestando mucha atención a los comentarios hechos sobre la comunidad hispana.

“No guardaremos silencio ante los comentarios despectivos y el racismo flagrante dirigido a los hispanos”, sentenció sobre la polémica que le puede costar a Lowe’s, con 1,700 tiendas en el país y cientos de miles de empleados, perder algunos clientes.

Por Ana Milena Varón