FOTOS: Dejó la medicina para dedicarse al porno y sus padres no lo aceptan

Silvia Saige se siente más feliz en el mundo del cine para adultos que en los hospitales

Tiene un título universitario y su familia estaba orgullosa de ella cuando lo consiguió. Pero hace cinco años decidió dar un giro total en su vida y dejar los hospitales para mostrarse ante las cámaras del cine para adultos.

Desde que Silvia Saige dejó la medicina para dedicarse al porno, sus padres no lo aceptan, admite la mujer de 35 años que ha encontrado en Los Ángeles el espacio adecuado para ejercer su verdadera vocación.

Saige trabajó como radióloga en Reino Unido durante varios años, pero no se sentía realmente feliz. Probó suerte haciendo comedia de stand up, pero no le daba para pagar las cuentas. Así que cuando una amiga suya le habló de las grandes cantidades de dinero que hacía trabajando como estrella porno, Silvia decidió probar suerte. Y no le ha ido nada mal.

View this post on Instagram

Rock your vote for me today!!! You can vote once a day everyday until Jan 31st, 2019 https://www.gasm.com/competition/

A post shared by Silvia Saige (@silviasaigeofficial) on

En Los Ángeles, en tan sólo una sesión de dos a seis horas, puede ganar hasta $1,200, y hace de tres a cinco a la semana. Eso significa unos $6,000 a la semana; y además del dinero, asegura que se siente feliz y orgullosa de hacer lo que hace. Pero su familia no opina lo mismo.

Saige le confesó a The Mirror que su familia no acepta del todo el hecho de que haya abandonado su carrera de medicina para dedicarse al cine porno. “La parte más difícil es saber que mi familia está lidiando con mi carrera tanto como yo. Quiero que mis padres estén tan orgullosos de mí como lo estaban cuando trabajaba en medicina. Nunca quise que mis padres se sintieran fracasados. Tengo un título universitario”, aseguró la actriz.

View this post on Instagram

Tell me what you want for Xmas!

A post shared by Silvia Saige (@silviasaigeofficial) on

La otrora radióloga reveló que su padre comprende un poco más su decisión que su madre, pero aún así “él dice que desearía que su hija no estuviera haciendo esto“.

Además reveló que su familia trata de ocultar lo que ella hace para ganarse la vida. “Me encantaría que mi familia estuviera orgullosa de mí y me presentara como su hija que trabaja en el sexo, en lugar de tener que ir a reuniones familiares y fingir que soy otra persona“, admitió.