Arreciará la batalla contra el ‘vapeo’ y cigarrillos electrónicos en escuelas de NYC

Ante la epidemia del consumo de estos productos, en los centros de educación secundaria, reforzarán planes educativos para toda la familia
Arreciará la batalla contra el ‘vapeo’ y cigarrillos electrónicos en escuelas de NYC
La campaña llegará a 1,800 escuelas en los cinco condados.
Foto: Fernando Martínez / Fernando Martínez

Las autoridades estatales y municipales de Nueva York están que ‘echan humo’, ante los reportes que alertan de un alarmante aumento en el uso de los cigarrillos electrónicos con sabores (e-cig), por parte de los adolescentes en las escuelas públicas. Y al considerar el ‘vapeo’ como un grave asunto de salud pública, desde varios frentes se ha anunciado el reforzamiento de la guerra sin cuartel contra este enemigo común. ¿Y cuál es el objetivo final?: Prohibir por completo su comercialización.

Datos recientes del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH), demuestran que 1 de cada 15 estudiantes de escuelas intermedias públicas informaron en 2018 que habían usado cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días. Además, 13,000 estudiantes reconocieron usar estos dispositivos, especialmente los mayores, 9% en séptimo grado y 8.4% en octavo grado, mientras que 2.6% de los estudiantes de sexto grado aseguraron haber usado un e-cig.

Por esto, el terreno de batalla más importante serán las escuelas públicas de la Gran Manzana, en la cuales el Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) reforzará una campaña dirigida a “evaporar” la tendencia ascendente del ‘vapeo’ entre los estudiantes de secundaria.

“El uso del cigarrillo electrónico es dañino y en asociación con el Departamento de Salud, estamos educando a los estudiantes y las familias sobre sus riesgos. Hemos emitido una guía para las escuelas esta primavera y la volveremos a emitirla este otoño. Estamos poniendo información a disposición para las escuelas”, dijo a El Diario el canciller de Educación, Richard Carranza.

El DOE actualizó para el inicio de este año escolar, una guía para todas las escuelas sobre los riesgos que plantea el vapeo y dirigió a los directores hojas informativas disponibles en todos los idiomas.

“Si usted o alguien que conoce tiene un problema con el uso de drogas, vapear o beber, hable con alguien que puede ayudar, como un consejero escolar, un familiar o un amigo de confianza” es el mensaje central de la campaña informativa que intenta ser masiva en las más de 1,700 escuelas públicas de los cinco condados.

Padres dicen están desinformados

Pero, aunque esta iniciativa informativa se inició desde el fin del periodo escolar pasado, la mexicana Julia Zabala quien tiene a dos estudiantes adolescentes en una escuela secundaria en East Harlem, comentó que hasta la fecha no ha recibido ninguna orientación.

“Yo sé del peligro de estos cigarros, porque en estos días lo he visto en la televisión. Pero en la escuela no nos han dicho nada. Aquí en este vecindario que hay tantos problemas con drogas. Eso lo venden en cada esquina”, comentó la inmigrante en la calle 110 con la Avenida Lexington, en donde solo en una cuadra se promocionan en grandes carteles, dos puntos de venta de los cuestionados dispositivos.

Por citar solo un ejemplo, entre la calle 110 y 106 con las avenidas Lexington y Park, en El Barrio, en Manhattan, en donde coinciden tres grandes centros escolares, se pueden contar doce comercios que ofrecen los cigarrillos electrónicos, dispositivos que están asociados supuestamente con extraños males pulmonares y que ha causado la muerte de seis personas en todo el país, en las últimas semanas.

Meredith Berkman, una de las tres madres co fundadoras de la Organización Familias en contra de los e-cig y el vapeo (PAVe) en la ciudad de Nueva York, aseguró que están promoviendo en el Concejo Municipal una legislación para “expulsar del mercado a todos los productos de tabaco con sabor, incluidos los cigarrillos mentolados”.

“Uno de los grandes dramas es lo fácil que es conseguir estos productos. Están en cada cuadra de la ciudad, no solo en East Harlem, en todas partes hay una gran concentración de sitios con los productos disponibles cerca de las escuelas”, puntualizó.

Autoridades de salud reportan que esta tendencia acerca a miles de jóvenes al consumo temprano y adictivo a la nicotina

“Un retroceso en la lucha contra la nicotina”

El Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH) tiene claramente medida la gravedad de la situación y lo interpreta como “un retroceso de décadas de progreso que hemos logrado en la lucha contra el uso de nicotina en los jóvenes“, dijo la comisionada de salud, Dra Oxiris Barbot.

Los datos precisados por el DOHMH  exponen que esta variedad de productos está atrayendo a los jóvenes neoyorquinos a la adicción a la nicotina, con sabores a chicle y el algodón de azúcar, entre otros.

Yo he visto aquí en El Barrio a padres comprándoselo a sus hijos menores de edad, porque creen que es un caramelo o un juego. Creo que todavía hay mucho por educar”, aseguró el boricua jubilado Joel Ferrer, residente de la calle 109 de East Harlem.

Entre tanto, Jorge Urosa, un estudiante de secundaria de 15 años, confiesa que los denominados e-cig son muy populares en su escuela en Washington Heights.

“Desde el otoño pasado, era una moda entre mis compañeros usarlos, especialmente los fines de semana. Pero como ahora dicen que matan, le han agarrado miedo y nuestros padres están más pendientes. Yo no lo he usado, pero mis amigos sí, inclusive las hembras. En la escuela nos dieron una charla corta en el invierno pasado, una vez”, comentó el adolescente.

Orden ejecutiva: campañas en todas las escuelas

Y como parte del reforzamiento de la lucha contra los e-cig, el gobernador Andrew Cuomo firmó la semana pasada una orden ejecutiva que ordena a las agencias estatales implementar un programa de concientización educativa sobre el vapeo,  que  ahora deberá extenderse a todos los distritos escolares del estado de Nueva York.

“Después de aumentar la edad para fumar a 21 años, para proteger a los jóvenes de la costosa y mortal adicción a la nicotina, estamos duplicando nuestra misión de proteger la salud pública y mantener a nuestros hijos a salvo de los peligros de los cigarrillos electrónicos”, dijo Cuomo.

La orden también exhorta a los departamentos de Salud y Educación del estado, a desarrollar e implementar de inmediato tales medidas, para que los distritos escolares las incorporen a sus planes de estudio.

Casi el 40% de los estudiantes de 12º grado y el 27% de los estudiantes de secundaria en el estado de Nueva York, usan e-cig.

El consumo en la escuela secundaria, el año pasado fue 160% más alto en comparación con 2014.

¡Se debe prohibir por completo!

En la ciudad de Nueva York algunas voces no quieren términos medios, con lo que ya se considera una “epidemia entre los adolescentes”.

El presidente de la Comisión de Salud del Concejo Municipal, Mark Levine, ha insistido que “como Ciudad debemos prohibir por completo estos cigarrillos”.

“Las grandes compañías tabacaleras han pasado años vendiendo productos de vapeo, en una variedad de sabores parecidos a dulces, que están claramente diseñados para enganchar a los jóvenes. Sus esfuerzos han tenido éxito. Ahora como Ciudad, nosotros debemos actuar, para proteger a los jóvenes de los peligros de esta adicción”, refirió.

Hasta el presidente Donald Trump, puso el pasado miércoles en la mira a los dispositivos electrónicos, al ordenar  iniciar estudios para “prohibirlos por completo”.

La Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos (FDA) está trabajando para sacarlos por completo del mercado”, aseveró el secretario de Salud, Alex Azar.

Ante el anuncio de la Casa Blanca, el concejal Levine reaccionó en la red social twitter: He perdido la cuenta de cuántos grandes anuncios ha hecho Trump, que no han ido a ninguna parte. La prohibición de los cigarrillos electrónicos podría desviarse fácilmente, por la presión de la industria. Es por eso que no podemos dejar de actuar en Nueva York.

Los reportes de enfermedades pulmonares, han hecho reaccionar a voceros de Juul Labs, fabricante del cigarro electrónico más popular en ventas, al que se le vincula el aumento del vapeo en los adolescentes.

En una entrevista publicada por The New York Times, Kevin Burns, director ejecutivo de la compañía, dijo “que no sabía de pruebas que vincularan los casos recientes con los productos Juul”. De igual forma, indicó a medios de California, sede de la compañía, que respaldarían cualquier regulación de la FDA con respecto a la “restricción de los sabores”.

Así mismo, Michael Davoli, director de la red en Nueva York de la Sociedad Estadounidense de Acción Contra el Cáncer exigió que ante las claras estadísticas, es tiempo para “restringuir la venta de todos los productos de tabaco con sabor”.

“Innumerables neoyorquinos continúan perdiendo sus vidas por el tabaco cada año. Para cambiar el rumbo de la lucha contra esta enfermedad y evitar que una generación de niños se vuelva adicta a la nicotina, debemos restringir la venta de todos los productos de tabaco saborizados”, concluyó Davoli.

Anatomía de una cápsula peligrosa

El Departamento de Salud de NYC ha lanzado alertas públicas, sobre el riesgo del consumo de estos productos, especialmente en los más jóvenes:

  • Una cápsula del popular cigarrillo electrónico, JUUL, puede contener tanta nicotina como un paquete completo de cigarrillos.
  • La nicotina puede cambiar la química del cerebro adolescente, empeorar la memoria y la concentración, disminuyendo la capacidad de aprendizaje.
  • Junto con la nicotina, el aerosol de los líquidos electrónicos calentados también puede contener sustancias químicas nocivas como el formaldehído y el benceno (sustancias químicas que causan cáncer).
  • El producto químico diacetilo, incluido en los saborizantes del producto, está relacionado con enfermedades pulmonares, además de la presencia de metales pesados ​como el níquel , estaño y plomo.

Epidemia en escuelas secundarias de NYC

  • 1 de cada 15 estudiantes de escuelas intermedias públicas informaron en 2018 que habían usado cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días.
  • 13,000 estudiantes reconocieron usar estos dispositivos, especialmente los mayores 9% en séptimo grado y 8.4% en octavo grado.
  • 2.6% de los estudiantes de sexto grado aseguraron haber usado un e-cig.
  • 1 de cada 6 estudiantes de secundaria pública (17.3%) informó en 2017 que usaba cigarrillos electrónicos, en comparación con solo el 2.5% de los adultos.

Mensajes a los padres en las escuelas

El Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York, como parte de su campaña de divulgación, para enfrentar el alto consumo de estos dispositivos en los estudiantes, recomienda a los padres que:

  • Aprenda sobre los cigarrillos electrónicos y los diferentes tipos de productos que usan los jóvenes.
  • Pregúntele a su hijo qué ha escuchado sobre el vapeo y si alguno de sus amigos está vapeando.
  • Responda preguntas y hable claramente sobre los riesgos de usar cigarrillos electrónicos.
  • Usted debe fomentar una conversación abierta y continua.
  • Evite criticar a su hijo, pero explique sus preocupaciones sobre el vapeo.
  • Dé un ejemplo positivo al mantener su hogar libre de humo y vapeo.

 Obtén recursos para ayudar a tu familia

En español accese a este material preparado por el Departamento de Salud de Nueva York, para que maneje recursos para ayudar a su familia, ante el riesgo de los cigarrillos electrónicos: https://www1.nyc.gov/assets/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews120-sp.pdf