¿Por qué los cadáveres se mueven tanto después de la muerte?

Una investigación que te pondrá los pelos de punta
¿Por qué los cadáveres se mueven tanto después de la muerte?
Los cadáveres se mueven.
Foto: Shutterstock

Seguro habrás escuchado una de estas historias alguna vez: cadáveres que se mueven en su lecho de muerte, en la morgue o durante su funeral y que provocan el sobresalto de las personas alrededor.

Investigadores australianos exploraron en profundidad por qué los cadáveres se mueven tanto después de la muerte, en una pesquisa que puede ponerle a cualquiera los pelos de punta.

Los expertos del Australian Facility for Taphonomic Experimental Research (AFTER) cuentan con un espacio secreto a las afueras de Sidney donde reunieron 70 cadáveres humanos donados para sus investigaciones en diferentes etapas de descomposición; el espacio es conocido como una “granja” de cuerpos humanos.

Durante 17 meses, colocaron cámaras programadas para grabar en intervalos de 30 minutos, a fin de registrar algunos momentos en los que los cadáveres se mueven. Sus hallazgos fueron escalofriantes.

Al revisar las grabaciones, los científicos de AFTER encontraron que los cadáveres se movieron “significativamente” durante los 17 meses que duró la investigación, especialmente los brazos. Y no fueron movimientos sutiles, sino movimientos francos y repetidos.

La doctora Xanthe Mallet, supervisora del estudio, declaró a ABC News que “la gente se sorprendería de cuánto movimiento hubo, porque me sorprendió cuando lo vi, especialmente cuánto se movían los brazos. Fue asombroso”.

¿Por qué se mueven?

Varios factores pueden provocar el movimiento repetido de los cadáveres incluso un año después de su muerte. Los investigadores explicaron que, conforme los ligamentos del cuerpo se secan, provocan una reducción y una contracción que podría causar la actividad de las extremidades de los cuerpos.

Además, la acumulación de gases en los cuerpos durante las primeras etapas de descomposición, y a la mitad del proceso, también pueden generar movimientos, así como la actividad de los insectos que colonizan los cadáveres.

La investigación de AFTER busca ayudar a los autoridades policiacas a entender mejor lo que ocurre en las escenas del crimen y a determinar con mayor precisión el tiempo transcurrido desde el momento de la muerte.

El Centro Australiano de Investigación Experimental Tafonómica fue creado hace tres años para investigar la descomposición de los cadáveres en diferentes condiciones que repliquen escenarios de un crimen. La tafonomía estudia cómo se descomponen los organismos después de la muerte.