Alcaldía NYC declara nueva guerra a paseos fraudulentos a la Estatua de la Libertad tras estafa a Alec Baldwin

Acosan a turistas y ofrecen visitas a Liberty Island que no son tales
Alcaldía NYC declara nueva guerra a paseos fraudulentos a la Estatua de la Libertad tras estafa a Alec Baldwin
Invitan a tomar fotos desde el ferry gratis a Staten Island
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

Aunque el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que es una coincidencia, hoy mismo anunció otra ofensiva contra los estafadores de paseos a la “Estatua de la Libertad”, un día después de que el actor Alec Baldwin denunciara haber sido víctima de ellos.

El Departamento de Transporte (DOT) de la ciudad dijo que estaba enviando cartas de cese y desistimiento a dos compañías -Freedom Cruises y Sphinx Transport-, que se cree operan las paradas ilegales de autobuses en el Bajo Manhattan y apuntan a turistas desprevenidos.

“La Estatua de la Libertad es un símbolo duradero de la promesa de Estados Unidos”, dijo el alcalde De Blasio en un comunicado. “Se han burlado de turistas y visitantes y es inaceptable. No vamos a ceder hasta que las prácticas ilegales y engañosas sean cosa del pasado”.

Muchos vendedores venden boletos para paseos en bote que sólo brindan vistas de la estatua, sin mencionar a los clientes que el recorrido no se detiene en Liberty Island.

Sólo un contratista ofrece paseos legítimos para desembarcar en la Estatua de la Libertad y Ellis Island, y esas entradas se venden desde un kiosco dentro de Battery Park, específicamente en Castle Clinton.

“Los turistas que no desean visitar la Isla de la Libertad siempre pueden subirse al ferry de Staten Island, donde se pueden disfrutar increíbles vistas (…) de forma totalmente gratuita”, recordó la comisionada del DOT, Polly Trottenberg.

Baldwin, conocido por su carácter explosivo, estalló ayer en Instagram diciendo que él y su familia fueron engañados por un falso operador turístico de la Estatua de la Libertad que casi los subió a un autobús con destino a Nueva Jersey.

“No es broma. Nosotros pagamos. Luego leemos las entradas (…) “NO [sic] NUNCA SE MENCIONÓ NUEVA F *** ING JERSEY!!!. Esto es una estafa”, escribió.

Después Baldwin, su esposa Hilaria y sus cuatro hijos se subieron al ferry de Staten Island para disfrutar vistas gratuitas de la estatua.

De Blasio insistió en que la queja de Baldwin no tenía nada que ver con que la ciudad anunciara su última ofensiva.

Las ideas de las que estamos hablando hoy, no surgieron en las últimas 24 horas, les aseguro”, dijo hoy el alcalde en una conferencia de prensa no relacionada con el tema. “Ha habido esfuerzos reales y aplicación de la ley, (pero) no nos han llevado a donde tenemos que ir y debemos ser más agresivos”.

El mes pasado, NY Waterway, que gestiona el muelle 36 en el sur de Manhattan, advirtió a los operadores de embarcaciones que se les despojaría de sus permisos de atraque si a los vendedores se les pillaba vendiendo falsas visitas turísticas.

En años anteriores, funcionarios de la ciudad y la policía de Nueva York lanzaron varias medidas enérgicas contra los estafadores que venden boletos de alto precio para viajes en ferry por las islas Staten, Ellis y Liberty.

Previamente, a partir de hoy 21 de agosto, se dijo que quedaban suspendidos los permisos a vendedores ambulantes de paseos de ferry a las cercanías de la Estatua de la Libertad, siguiendo denuncias de que acosan y engañan a los turistas en Battery Park.

En julio, una asambleísta Demócrata de Nueva York dijo que los vendedores en la zona la agredieron y que la policía no la defendió, citando las órdenes de “no intervención” que el alcalde ha dado para mejorar las relaciones con la comunidad y “bajar” el crimen.