Protestan ante la sede del Fondo Monetario Internacional en Nueva York

Manifestantes ecuatorianos dijeron estar en pie de lucha contra las injusticias cometidas por el gobierno y el organismo internacional
Protestan ante la sede del Fondo Monetario Internacional en Nueva York
Los manifestantes pidieron que el FMI saque sus “manos fuera de Ecuador”.

NUEVA YORK.– Un colectivo de inmigrantes ecuatorianos se apostó ayer ante la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Manhattan, para protestar por la crisis desatada en ese país, a raíz de las medidas económicas que implementó el Gobierno de Ecuador la semana pasada.

 “¡Ni Moreno, ni Correa, la lucha pertenecen al pueblo!”, se leía en una de las pancartas.

Los manifestantes dijeron estar unidos para luchar contra las injusticias cometidas por el gobierno ecuatoriano y el FMI.

Los ecuatorianos no se amilanaron por la lluvia y prosiguieron con la protesta.

El presidente Lenin Moreno mediante el Decreto 883, eliminó el subsidio de los combustibles, una medida de ajuste, que según los manifestantes, impacta directamente sobre la economía de la mayoría de la población, puesto que produce el automático incremento del transporte y el precio de los productos de consumo.

En respuesta, las principales organizaciones gremiales de trabajadores, campesinos e indígenas del  país llamaron a un paro nacional que ayer cumplió una semana, en medio de grandes movilizaciones y enfrentamientos con las fuerzas del orden.

“Queremos que se cancele  el estado de excepción y pongan en libertad a las personas  detenidas injustamente”, dijo Yolanda León, una de las manifestantes que portaba una pancarta con consignas contra el FMI, cuya sede está en el 885 de la Segunda Avenida.

“No al paquetazo neoliberal” “¡IMF hands off!”, “Viva el paro”, “Solidaridad con el pueblo de Ecuador”, eran las consignas más escuchadas durante la protesta.

La mayoría coincidió que la crisis que atraviesa Ecuador se debe a las medidas económicas que fueron instrumentadas como parte de las condiciones del citado organismo internacional a Ecuador.

“Muchas de nosotras hemos migrado forzadamente por las crisis económicas. Y el decreto 883  afecta a las personas trabajadoras, a las mujeres que hacen el trabajo no remunerado de la casa, y que se aplican a los contratos ocasionales y que producen la reducción de su salario mínimo. Es una repetición de las medidas violentas que el FMI ha impuesto en el pasado. Exigimos que se elimine el estado de excepción y que se respete el derecho a movilizarse”, destacó a través de un comunicado el Comité de Mujeres Ecuayork (CME), que promovió la protesta.

Melanie Domínguez, una de las activistas del comité subrayó que la manifestación y marcha fue para denunciar los actos de odio cometidos por la actual administración ecuatoriana y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Nuestra comunidad exige que el gobierno ecuatoriano escuche los gritos de su pueblo y libere a todos los manifestantes detenidos que han sido tomados a la fuerza por fuerzas militares”, dijo Domínguez.

El colectivo CME denunció que los medios de comunicación de Ecuador no están siendo veraces con lo ocurre en el país internamente.

“No han informando sobre la represión y la gravedad de la situación. Estamos exigiendo que digan la verdad sobre lo que está ocurriendo en Ecuador”, reveló el CME.

El grupo intentó llegar hasta la sede del Consulado General de Ecuador, pero fue impedido por la Policía.