Más de 114,085 estudiantes en escuelas públicas de NYC son niños desamparados

Un informe de la organización Advocates for Children of New York (AFC) reveló que 1 de cada 10 estudiantes no tiene hogar permanente, afectando considerablemente su desempeño escolar
Más de 114,085 estudiantes en escuelas públicas de NYC son niños desamparados
Brianna Lopez, quien vive con su hijo en el Bronx confirma las dificultades que enfrentan estudiantes sin hogar.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Las cifras de menores desamparados en la ciudad de Nueva York continúan siendo muy altas, y en un hecho bastante preocupante, este lunes se reveló que más de 100,000 niños que asisten a las escuelas públicas de la Gran Manzana no tienen hogar, es decir 1 de cada 10 alumnos, y que el desempeño escolar de la mayoría de ellos dista mucho de ser óptimo, o al menos aceptable.

Así lo reveló un informe elaborado por el Centro de Asistencia Técnica y Educativa del Estado de Nueva York para estudiantes sin hogar (NYS-TEACHS), un proyecto de la asociación Advocates for Children of New York (AFC), que encontró que en el año escolar 2018-2019, un total de 114,085 estudiantes eran niños desamparados. Por cuarto año consecutivo los números están por encima de los 100,000 menores sin hogar y a nivel estatal la cifra supera los 148,554, lo que representa un 70% de incremento de la problemática en la última década.

El informe encontró además que más de 34,000 estudiantes vivían en refugios de la ciudad y unos 73,750 vivían en viviendas temporales con familiares o amigos. La mayoría de estudiantes sin hogar viven en El Bronx, Brooklyn y el Alto Manhattan.

“Este problema es inmenso. El número de estudiantes de la ciudad de Nueva York que experimentaron la falta de vivienda el año pasado, 85% de los cuales son negros o hispanos, podría llenar el Barclays Center seis veces”, aseguró Kim Sweet, directora ejecutiva de AFC, haciendo duros señalamientos. “La Ciudad no podrá romper el ciclo de personas sin hogar hasta que abordemos los resultados educativos sombríos para los estudiantes que no tienen hogar”.

Sin hogar y sin buenas calificaciones

Sweet destacó que la falta de vivienda tiene una repercusión directa en el desempeño de los estudiantes, lo que se evidencia en los datos que muestran que menos de un tercio de los alumnos desamparados lee con habilidad.

Solo el 57 por ciento de todos los estudiantes de Nueva York que no tienen hogar se gradúan de la escuela secundaria. Y, para los estudiantes de Nueva York que viven en refugios, los resultados son aún más duros: menos de la mitad se graduó de la escuela secundaria”, agrega el reporte.

Escuela en Alto Manhattan, NYC

A pesar de las críticas, el informe destacó como punto positivo programas de ayuda a los estudiantes que han sido implementados por la Ciudad. Entre ellos, se destacó el nombramiento de nuevos líderes para apoyar a esa población, la asignación de 100 trabajadores sociales y más de 100 coordinadores en escuelas con altos números de estudiantes sin hogar, los servicios de autobuses amarillos para estudiantes que viven en refugios y programas de lectura después de la escuela en algunos albergues.

Pero una de las grandes críticas del informe es que a pesar de los pasos positivos que ha dado el DOE para hacerle frente a la situación, casi la mitad de las familias que ingresan a los refugios están albergadas en distritos diferentes a las escuelas de sus niños. Asimismo, casi dos tercios de los estudiantes que viven en un refugio presentan ausentismo crónico que repercuten en su mal desempeño escolar.

Pedido de ayuda de una madre afectada

La puertorriqueña Brianna López, quien vive en un albergue de la calle 183 en El Bronx desde hace un año, es una de las madres que enfrenta ese problema, por lo que hizo un llamado a la Ciudad para que busque soluciones que vayan a favor de los niños y sus familias.

“Yo agradezco a la Ciudad que nos ayude con asuntos de vivienda, pero en mi caso, a mi niño, que está en pre-escolar, lo asignaron a una escuela que queda lejos del albergue, y ahora estoy tratando de pedir que me autoricen el transfer al refugio PATH de la calle 151 para quedar más cerca”, comentó la joven madre de 22 años, quien mencionó que hace falta mayores servicios sociales para las familias desamparadas y sus hijos.

“Creo que la Ciudad debe invertir más en programas de apoyo para que nuestros niños estén mejor. Muchos de nosotros trabajamos tiempo completo, pero necesitamos de ayuda. Algo básico como poder tener las escuelas cerca de donde vivimos es fundamental. Yo tuve que retirarme de mi trabajo para poder llevar y recoger a mi hijo. Si hubiesen más planes después de la escuela y actividades sería mejor para todos nosotros y los niños estarían mejor”, agregó la madre boricua.

El presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, calificó los datos del reporte como “inquietantes”, y aseguró que la Ciudad no ha hecho lo suficiente para resolver el problema.

Brianna Lopez, quien vive con su hijo en el Bronx confirma las dificultades que enfrentan estudiantes sin hogar.

“La falta de vivienda es una de las mayores crisis que enfrenta nuestra ciudad en este momento, y es trágico que afecte a muchos de nuestros jóvenes. El status quo es inaceptable”, dijo el líder político neoyorquino, destacando la urgencia de trabajar para encontrar más “vías reales” para que todos los niños tengan viviendas permanentes. “La Ciudad continúa trabajando para encontrar soluciones, pero este informe es un doloroso recordatorio de que debemos hacer más para apoyar a todos nuestros vecinos sin hogar”.

La Ciudad defiende su labor

El Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) defendió su labor, y aseguró que bajo la Administración De Blasio se han aumentado las inversiones y la coordinación para satisfacer mejor las necesidades individuales de los estudiantes bajo el plan de vivienda temporal (STH), pero contrario al reporte, advierten que la cifra de estudiantes que residen en albergues es aproximadamente 15,000, menos de la mitad que denuncia el informe. Al mismo tiempo, el DOE manifestó que están comprometidos en brindar ayuda escolar a estos menores y destacaron que las inversiones de la Ciudad para estudiantes en viviendas temporales han creado una amplia gama de servicios directos y apoyo.

“Estamos haciendo inversiones fundamentales para satisfacer las necesidades de los estudiantes en viviendas temporales, incluida la contratación de trabajadores sociales, el suministro de autobuses y la colocación de personal en escuelas enfocadas en conectar a las familias con los servicios comunitarios y mejorar la asistencia”, aseguró Miranda Barbot, vocera del DOE. “Estamos comprometidos a servir a estos estudiantes y sus familias al proporcionar los programas y recursos que necesitan para tener acceso a una educación continua y de alta calidad”.

Barbot también aseguró que cada escuela tiene personal de enlace designado por el programa STH con base en las escuelas que se encarga de rastrear y apoyar a la población estudiantil que no tiene vivienda permanente para garantizar un mejor desempeño escolar.

Datos del reporte sobre estudiantes desamparados:

  • 1 de cada 10 estudiantes no tiene hogar permanente.
  • 114,085 estudiantes de la ciudad de Nueva York son niños desamparados.
  • 148,554 es la cifra de estudiantes desamparados en todo el estado.
  • 70% ha incrementado la población desamparada entre estudiantes en la última década.
  • 34,000 estudiantes viven en refugios de la ciudad, según el reporte.
  • 15,000 asegura la Ciudad.
  • 73,750 estudiantes viven en viviendas temporales con familiares o amigos.
  • 85% de los estudiantes desamparados son negros o hispanos.
  • 57% de todos los estudiantes de Nueva York que no tienen hogar se gradúan de la escuela secundaria.
  • 50% y menos de la mitad de quienes viven en albergues se gradúa.