Un pedazo del Muro de Berlín enviado a Trump llega a la frontera entre San Diego y Tijuana

El mensaje de la pieza deja en claro que los muros no funcionan
Un pedazo del Muro de Berlín enviado a Trump llega a la frontera entre San Diego y Tijuana
La pieza fue enviada primero a Washington DC. / fotos: Manuel Ocaño.
Foto: La Opinión

Un pedazo original del Muro de Berlín, que unos ciudadanos alemanes enviaron a la Casa Blanca —lugar donde fue rechazado— ahora “necesita de un hogar que esperamos encontrar entre Tijuana y Los Ángeles”, dijo a La Opinión Sergio Alcocer, uno de los encargados de transportar la pieza.

“Necesitamos un lugar donde lo pueda ver el público porque es una pieza histórica. Nos gustaría que fuera Tijuana [México] por la historia que tiene con los muros, pero también hemos pensado que podría ser en Los Ángeles por la cantidad de personas que lo podrían apreciar“, indicó el empresario de Texas.

Sergio Alcocer es uno de los encargados de transportar la pieza. Manuel Ocaño / Especial para La Opinión

El bloque de piedra fue entregado el pasado 9 de noviembre en la Casa Blanca, a la misma hora en que hace 30 años se empezó a derrumbar el muro, colocado en Berlín en 1961 y que separó a Alemania en dos hasta 1989. El objetivo, indican, era conmemorar el evento histórico de la caída de esta división con el presidente Donald Trump.

Esculpida con cincel, a lo largo del muro se plasmó una carta dirigida al mandatario estadounidense. La misiva indica que “durante décadas, Estados Unidos jugó un papel relevante para derribar este muro. De John F. Kennedy a Ronald Reagan, presidentes de EEUU lucharon [por ello]”. 

“Nos gustaría entregarle una de las últimas piezas del muro fallido de Berlín para conmemorar la dedicación de los Estados Unidos en construir un mundo sin muros”, indica el mensaje tallado que fue escrito por una agrupación civil alemana a nombre de la Fundación del Muro de Berlín.

Cuando la carta-muro no logró cruzar la Casa Blanca, “la pieza fue llevada en un recorrido con paradas en sitios históricos en la capital [de EEUU], donde la gente aprovechó para tomarse fotos y selfies”, platicó Marcos Cline Márquez, otro de los encargados de trasladar la pieza y quien señala en redes sociales que “los muros no funcionan” bajo el hashtag #thewallagainstwalls (El muro contra los muros).

El mensaje que lleva deja en claro que los muros siempre fallan. Manuel Ocaño / Especial para La Opinión

Posteriormente la organización que la trajo desde Alemania decidió que el tramo de muro recorriera otros miles de millas hasta la frontera de San Diego con Tijuana, donde hace 25 años se levantó el primer muro fronterizo.

Cline Márquez y Alcocer, de la empresa Rest of the World (de Austin), ahora tienen el encargo de encontrar un hogar para esta histórica pieza.

“No solo es histórica, sino conmemorativa. Estados Unidos fue fundamental para la caída del Muro de Berlín”, explicó Alcocer.

La pieza, de unos 12 pies de alto y 2.7 toneladas de peso, no podrá permanecer en despoblado en esa zona de la frontera de California, ya que carecen de permiso para instalarla en terrenos federales.

La presentación a la prensa no tuvo limitaciones por parte de la Patrulla Fronteriza. No obstante, de acuerdo con Alcocer, dicha zona en San Ysidro tampoco es ideal para instalarla ya que es un área remota donde rara vez llegan visitantes. Agregaron que es casi imposible verla desde el lado mexicano de la frontera, que tiene una doble barda fronteriza intermedia y una autopista de alta velocidad.

“Nuestra misión ahora es llevarla a un lugar ideal, que sería entre Tijuana y Los Ángeles”, dijo Alcocer.

Marcos Cline Márquez cuenta que muchas personas se animaron a retratarse con un tramo del Muro de Berlín. Manuel Ocaño / Especial para La Opinión