Esperando justicia para los dreamers

Esperando justicia para los dreamers
Desde la Hispanic Federation alentamos a las y los “dreamers” que tengan que renovar su estatus DACA antes del fin de 2020.
Foto: JOSE LUIS MAGANA / Getty Images

En Washington, DC,  la capital de los Estados Unidos, donde se decide una buena parte de los destinos del país, la Corte Suprema de Justicia, máxima y última autoridad en materia de jurisprudencia, ha escuchado este mes los alegatos, reclamos y consideraciones sobre DACA, y tiene ahora en sus manos el destino de 700,000 jóvenes hispanos. Se trata de quienes llegaron de niños a este país, que ahora es el suyo, traídos por sus familiares sin papeles, o que permanecieron aquí con sus familias y con visas vencidas.

 Esos jóvenes, en su enorme mayoría de nuestra comunidad latina, son conocidos como los “dreamers”, los soñadores, porque ya casi 10 años se atrevieron a soñar que podrían tener acceso a la educación y al empleo digno, y que no tendrían que vivir bajo el temor constante de ser deportados.

 Las movilizaciones de esos jóvenes motivaron en gran medida al entonces Presidente Barack Obama a brindarles protección mediante una orden ejecutiva en 2012. Esa orden presidencial, llamada Deferred Action for Childhood Arrivals, o DACA, otorgó por fin a esos jóvenes, aunque de modo temporal, protección de la deportación.

 Desde el momento en que Obama emitió esa orden ejecutiva comenzaron las amenazas de anularla, aunque en la práctica nadie tomó ninguna medida concreta o viable al respecto. Eso fue hasta que el actual Presidente, Donald Trump, cumplió sus promesas electorales y ahora trata de eliminar esas protecciones. Los jóvenes, apoyados por numerosas organizaciones, como nuestra Hispanic Federation, enfrentan la amenaza de ser expulsados del país en que se criaron y de ser enviados a otros países en los que serán extranjeros, con una consigna breve pero clarísima: Home Is Here, que no necesita traducción.

El caso, como dije, está ahora en manos de la Corte Suprema de Justicia.

Una de las razones por las que les recuerdo todo esto tiene carácter práctico. Desde la Hispanic Federation alentamos a las y los “dreamers” que tengan que renovar su estatus DACA antes del fin de 2020 –porque DACA exige renovaciones periódicas, además de cumplir con una larga serie de requisitos— que lo renueven. 

 Una de las organizaciones miembros de nuestra Hispanic Federation más comprometida con las y los “dreamers” es Make The Road. Para ponerse en contacto con Make The Road en Nueva York o Nueva Jersey, les invito a visitar, respectivamente, www.maketheroadny.org y http://www.maketheroadny.org.

Y esperemos que la Corte Suprema falle en favor de la verdadera justicia y confirme que esos 700,000 jóvenes están a salvo de una deportación inmerecida.

  Para obtener más información sobre la Hispanic Federation, pueden llamar a nuestra línea bilingüe y gratuita, al (866) -HF-AYUDA u (866) 432- 9832, visitar www.hispanicfederation.org o seguirnos en Facebook y Twitter.

Aprovecho para darles el número de la Línea de Información sobre el SIDA, 1-800-233-7432.

¡Celebremos juntos nuestro 29avo aniversario, no se olviden de Puerto Rico y hasta la próxima columna!

-José Calderón es el presidente de la Hispanic Federation.