5 platillos de Thanksgiving que son buenos para tu salud

No todo en este día es comer y engordar

5 platillos de Thanksgiving que son buenos para tu salud
Celebra Thanksgiving sin remordimientos.
Foto: Shutterstock

Efectivamente: con las celebraciones tendemos a comer de más y a descuidar nuestra dieta diaria, pero no todo tiene que ser engordar y luego preocuparnos por cómo vamos a eliminar esas libras de más.

De hecho, algunos de los platillos tradicionales de Thanksgiving son buenos para tu salud, siempre y cuando no se excedan de azúcar y grasas en su preparación. Mira la lista:

Arándanos frescos

Los arándanos son ricos en nutrientes que reducen la inflamación del organismo y fortalecen el sistema inmunológico, por lo que nos protegen de enfermedades como el norrovirus. La clave es no usar demasiada azúcar en su preparación y evitar las versiones enlatadas o secas, es decir, preferir los arándanos al natural.

Espinaca y vegetales

Una buena ensalada de espinaca y vegetales crudos o poco cocidos para comenzar la cena de Thanksgiving, no sólo te ayudará a comer menos, sino que también te brindará nutrientes que favorecen las funciones generales del organismo, incluyendo la digestión.

Frijoles horneados

La buena noticia de que los frijoles horneados estén en casi todas las celebraciones de Thanksgiving es que son ricos en fibra. La fibra es uno de los mejores nutrientes para evitar la diabetes tipo 2, el estreñimiento y, con él, la obesidad, así como reducir las probabilidades de desarrollar cáncer de hígado. Además, este platillo contiene buenas cantidades de hierro, magnesio y calcio, y ayuda a mantener el equilibrio del microbioma intestinal.

La batata o camote

Este tubérculo tradicional en esta época es rico en carotenoides, al igual que la zanahoria, sustancias que ayudan al organismo a producir vitamina A, esencial para mantener los tejidos sanos y optimizar el funcionamiento del sistema inmune.

La calabaza

Otro fruto tradicional en estos días. Su alto contenido de potasio la hace fundamental para mantener los huesos en forma y descomponer las proteínas en aminoácidos. Al igual que los arándanos, es mejor preferir la versión fresca y natural, y evitar la calabaza enlatada, especialmente cuando tiene grandes cantidades de azúcar añadida.

Así que esta noche consume mayores cantidades de los platillos aquí enlistados y menos de los otros para mantener cierto equilibrio durante la celebración. ¡Feliz Thanksgiving!