Estado Islámico se atribuyó el ataque a cuchillo en el Puente de Londres

El hombre que mató a dos personas e hirió a otras tres en Londres era un terrorista que fue liberado hace un año

Policias y ambulancias en la escena del atentado terrorista en Londres.
Policias y ambulancias en la escena del atentado terrorista en Londres.
Foto: EFE

LONDRES – La conmoción por el atentado que dejó dos muertos y tres heridos en el Puente de Londres generó hoy un creciente controversia sobre las fallas que facilitaron el ataque, cometido por un exconvicto de terrorismoreivindicado por Estado Islámico (EI).

El asesino fue identificado como Usman Khan, un hombre de 28 años condenado en 2012 y puesto en libertad el año pasado por un sistema de reinserción de expresos que debía incorporarlo nuevamente a la vida social.

Según informó la policía londinense, Khan fue sentenciado por delitos de terrorismo y liberado “bajo licencia”, lo que significa que tuvo que cumplir con ciertas condiciones o que podría ser encarcelado de nuevo. Varios medios británicos informaron que llevaba puesta una tobillera que permitía a la policía seguir sus movimientos.

Esa fisura en el sistema hizo estallar de furia al primer ministro británico, Boris Johnson, que fustigó a la Justicia por las facilidades concedidas y prometió endurecer las leyes.

Johnson recordó que él había “argumentado durante mucho tiempo” que era un error liberar “antes de tiempo” a quienes cometen delitos graves.

“No tiene sentido que nosotros, como sociedad, liberemos antes de tiempo a personas condenadas por delitos de terrorismo y de violencia grave”, declaró durante su visita a la zona del atentado.

El exjefe de la Oficina Nacional de Seguridad contra el Terrorismo de Gran Bretaña, Chris Phillips, dijo que es un error pedir a la policía y a los servicios de seguridad que mantengan a salvo al país y que dejen salir a la gente de la cárcel cuando siguen siendo una amenaza.

“Estamos jugando a la ruleta rusa con la vida de la gente, dejando que criminales jihadistas condenados, conocidos y radicalizados caminen por nuestras calles”, afirmó.

Khan fue condenado por formar parte de un grupo acusado de preparar ataques contra sitios importantes, como el Parlamento y la embajada de Estados Unidos, y personalidades como Johnson, entonces alcalde de Londres; el decano de la Catedral de San Pablo en Londres y dos rabinos.

El sospechoso admitió un cargo menor por conducta para la preparación de actos de terrorismo. Fue grabado en secreto tramando ataques y hablando del martirio como una posibilidad.

Pese a que los primeros datos del asesino mostraban un pasado vinculado a Al Qaeda, el grupo que se atribuyó la responsabilidad fue Estado Islámico (EI), y aseguró en un comunicado que Khan era uno de los suyos.

“La persona que llevó a cabo el ataque en Londres era un combatiente de Estado Islámico, y lo hizo siguiendo el llamado a atacar a ciudadanos de los países de la coalición”, señaló EI en un comunicado.

Con información de AFP y AP