El desconsolado llanto de la madre del ecuatoriano conductor de UPS muerto en tiroteo en Florida

"No le dieron la oportunidad, él se agachó para salir y comenzaron a disparar… ¡cómo me lo mataron!", expresó en medio del llanto Luz Apolinario
El desconsolado llanto de la madre del ecuatoriano conductor de UPS muerto en tiroteo en Florida
Luz Apolinario, la madre de Frank Ordóñez, está desconsolada con la muerte de su hijo.
Foto: (Captura / Noticias Telemundo)

“No le dieron la oportunidad, él se agachó para salir y comenzaron a disparar… ¡cómo me lo mataron!”, se pregunta en medio del llanto Luz Apolinario, la madre de Frank Ordóñez, quien ha compartido su dolor en una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo este viernes.

Ordóñez, de 27 años, estaba muy contento de haber empezado hace poco en el cargo de conductor de uno de los camiones de la compañía de envíos UPS, cuando este jueves su vehículo fue secuestrado por dos hombres que robaban una joyería en Coral Gables, Florida.

Se desató una persecución que atravesó dos condados, decenas de patrullas persiguieron a los sospechosos y todo terminó en una intensa balacera en la que también murió el joven.

La víctima tenía dos niñas pequeñas, de 3 y 6 años, y ha sido descrito por su familia como un padre que amaba a sus dos hijas.

“Él daba la vida por esas dos niñas. Estaba tan contento porque ya estaba manejando y me decía ‘ma, en un año vamos a tener la casa para mis hijas, nos vamos ir a vivir todos juntos, mami’”, contó Apolinario entre lágrimas.

“Todos los días venía contento desde que estaba manejando, todos los días”, agregó la madre.

Ordóñez se encontraba trabajando en Coral Gables cuando los dos hombres que acababan de intentar robar una joyería en el vecindario lo interceptaron: estaban desesperados por escapar y lo hicieron en el camión que conducía, con él a bordo.

Los ladrones ya habían intercambiado tiros con la Policía luego del intento de robo a la joyería y les pisaban los talones. Cuando secuestraron el camión que conducía Ordóñez, lo tomaron como rehén. Entonces inició una violenta persecución a lo largo de dos condados que se prolongó por 30 minutos y unas 20 millas, según reportaron las autoridades.

Todo sucedió en plena hora pico y fue transmitido por medios locales hasta que quedaron bloqueados por el tráfico en una concurrida intersección de la ciudad de Miramar.

Helicópteros de los canales locales captaron el momento en el que el camión de UPS donde viajaban Ordóñez y sus dos captores fueron rodeados por la Policía. No está claro quién inició los disparos, pero al poco tiempo había docenas de oficiales disparando contra el camión marrón.

Luego, quedó grabado en video el momento en que un hombre caía del vehículo y luego otro intentaba salir. Uno de ellos era Ordóñez. Su familia no ha dejado de ver una y otra vez esos videos donde se ve el el dramático momento en cae un cuerpo.

“Cómo es que no pensaron de otra forma en este país con tanta inteligencia que hay”, reclamó su madre. “Él se agachó para salir y comenzaron a disparar. No le dieron la oportunidad de vivir”.

“Se me ha ido mi vida”, aseguró la mujer.

Hasta el momento, las autoridades no han confirmado si las balas que provocaron la muerte de Ordóñez fueron disparadas por los atracadores o por la Policía.

Tanto los dos ladrones como el chófer del camión de UPS y otro conductor que pasaba por el lugar fallecieron durante el tiroteo en Miramar. Los sospechosos fueron identificados este viernes como Lamar Alexander, de 41 años, y Ronnie Jerome, también de 41.