¿Cómo sobrevive al frío el vaquero desnudo que derrite a los turistas en Times Square?

"No estoy buscando dinero. Hace tanto frío que estoy orgulloso de estar ahí afuera", afirmó

Robert Burck, ícono de Times Square
Robert Burck, ícono de Times Square
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Mientras neoyorquinos y turistas tiemblan de frío aún con varias capas de ropa, el famoso “Naked Cowboy” no detiene su rutina de tocar guitarra vestido sólo con botas, sombrero y un calzón en Times Square.

¿Cómo lo logra? Robert Burck simplemente se alterna entre estar al aire libre y refugiarse en el estacionamiento de un hotel en Midtown, donde lo espera un largo abrigo de piel que se quita y pone rápidamente.

“¡Me estoy congelando las pelotas, pero lo hago!”, dijo a New York Post ayer,  el día más frío de la temporada.

De hecho, su refugio es en realidad un mini gimnasio, donde además de mantenerse en forma, calienta sus músculos literalmente: haciendo pesas, corriendo y hasta pasando escoba.

“He hecho seis tormentas de nieve”, dijo Burck mientras flexionaba los bíceps. “Cuanto peor sea el clima, mejor es. Durante el huracán Sandy llovió (muy fuerte) y simplemente continué”.

“Mi primera propina hoy fue $100 dólares, lo cual fue increíble, pero no estoy buscando dinero. Hace tanto frío que estoy orgulloso de estar ahí afuera”.

El residente de Queens, nacido en Ohio, dijo que ayer actuó en turnos cortos: 20 minutos cortejando a los turistas y 40 minutos calentándose.

“Me puse el abrigo y corrí de un lado a otro en el estacionamiento. Se trata de la longitud de un campo de fútbol”, afirmó.

“Busco una escoba y un recogedor y barro el estacionamiento porque me da algo que hacer. Es el estacionamiento más limpio de Nueva York “, bromeó.

“Corro al estacionamiento de Marriott para sobrevivir, pero esa sensación de salir de un set en el invierno es lo mejor que hay. Soy el rey”.

El artista de 48 años ha estado en el circuito de Times Square durante la última década. Comienza el día comiendo media libra de pollo y dos batidos de proteínas; y más tarde dos wraps de pavo en Ellen’s Stardust Diner (1650 Broadway).