Los 6 nutrientes esenciales para una buena memoria

Esta selección de poderosos alimentos será el mejor aliado para mejorar el funcionamiento del cerebro, responsable de dirigir todas las funciones del organismo. Integrar estos alimentos en tu dieta es la mejor manera de mejorar los niveles de concentración, la memoria, el rendimiento físico y el estado de ánimo

Los 6 nutrientes esenciales para una buena memoria
Integra en tu alimentación los grupos de nutrientes que fortalacen y nutren al cerebro.
Foto: Shutterstock

El cerebro es la herramienta más importante del cuerpo, se encarga de funciones vitales como respirar, regular el pulso cardíaco, el sueño, el hambre o la sed; también interviene en funciones superiores como son la memoria, el razonamiento, la conducta, la atención y el control de las emociones. 

Es maravilloso entender como todo lo que sucede en nuestra vida es regulado por nuestro encéfalo. El cerebro es el órgano más complejo que tenemos y por ello es bastante sensible a cualquier tipo de deficiencias nutricionales. Cuando nos hacen falta ciertas vitaminas y minerales favorecemos a que el cerebro se degenere poco a poco, a corto plazo esto lo sentiremos con la aparición de síntomas como falta de memoria, poca concentración, escasa energía, mucho cansancio y desánimo.

Gracias al cerebro vivimos y razonamos, por ello es indispensable procurar tener hábitos saludables que mantengan al cerebro sano, activo, lúcido y fuerte; esta comprobado que la alimentación juega un papel vital en su funcionamiento. Conoce la lista de nutrientes que no pueden faltar en tu dieta y que se volverán el mejor aliado para mejorar tu rendimiento mental, físico y emocional. 

1. Vitamina C

Una de las más grandes virtudes de la vitamina C es su gran poder antioxidante, se destaca por su acción protectora que protege al cerebro del estrés oxidativo y de los procesos degenerativos. También se destaca por sus propiedades para fortalecer al sistema inmunológico y evita el deterioro cognitivo, su consumo es decisivo para combatir enfermedades como el Parkinson, Alzheimer y otros tipos de demencia. Otra de sus extraordinarias funciones se debe a que actúa como un poderoso antidepresivo natural, que aumenta los niveles de un neurotransmisor llamado serotonina responsable de regular el estado de ánimo; cuando se padecen desórdenes en los niveles de dopamina, uno de los principales síntomas son alteraciones en la memoria. La encontrarás en altos niveles en todas las frutas cítricas, como son la naranja, el limón, la toronja, la lima y la mandarina, en frutas como el kiwi, las fresas y vegetales como los pimientos rojos, el brócoli, las coles y los tomates.

Cítricos./Foto: Shutterstock

2. Vitamina B1

Optimizar el consumo de alimentos ricos en vitaminas del grupo B resulta esencial para el correcto funcionamiento cerebral. En particular la vitamina B1, resulta clave para luchar contra el deterioro de la memoria, una de las principales virtudes de esta vitamina para proteger al cerebro, es que reduce los niveles de homocisteína, un producto metabólico que se encuentra en el plasma sanguíneo. 

La vitamina B1 también recibe el nombre popular de tiamina y es importante ya que interviene en  el proceso de absorción de glucosa, facilita las funciones cardiovasculares e interviene en una buena salud visual. La encontrarás en la mayoría de las carnes/proteínas animales, como pueden ser la ternera, el pollo, la res, el cerdo y los pescados. También se encuentra en alimentos como las lentejas, los garbanzos, la levadura de cerveza, los frutos secos y cereales integrales.

Pollo a la parrilla. /Foto: Cortesía

3. Ácidos grasos Omega 3

Un dato interesante sobre el cerebro es que se conforma en un 60% de grasas, es por ello que los Omega 3 resultan uno de los mejores aliados para nutrirlo y mejorar sus funciones. Estas grasas cumplen con la importante tarea de fabricar las membranas celulares que se encargan de la formación de células cerebrales nuevas.

Existen diversos estudios que comprueban una directa relación entre el desequilibrio de Omega 3 es la alimentación y el deterioro cognitivo. Lo encontrarás en alimentos como los pescados azules, el salmón, el atún, las sardinas, el arenque, las semillas de lino, las semillas de chía, las nueces y los aceites vegetales. 

Nueces./Foto: Shutterstock

4. Calcio

Los bajos niveles de calcio en el organismo no solo afectan a los dientes y huesos, también una baja ingesta de calcio se relaciona directamente con una disminución de la función cerebral. Resulta que el calcio participa en la transmisión de las señales de las neuronas, es por ello que los correctos niveles de calcio juegan un papel indispensable en determinadas funciones que realiza el cerebro, como son el aprendizaje y la buena memoria, en combinación con buenos niveles de vitamina C se vuelve el combo perfecto para luchar contra los radicales libres. Lo encontrarás en alimentos como la leche, los quesos, el yogurt, el tofu, las coles, los frutos secos y semillas, especialmente las almendras, el sésamo y las alubias. 

Lácteos. /Foto: Shutterstock

5. Zinc

Es un hecho que el cerebro se comunica mejor con zinc, estudios realizados en la Universidad de Duke y del Instituto de Tecnología de Massachusetts comprueban que la ingesta de zinc mejora la memoria, esto se debe a que regula la comunicación entre las neuronas del hipocampo en donde se producen los procesos de aprendizaje y memoria. También se dice que es una sustancia que participa activamente en la fijación de recuerdos. Lo encontrarás en alimentos como como las semillas de calabaza, los guisantes, los hongos, el huevo, las ostras, el arroz integral, la carne de cerdo y el chocolate amargo.

Semillas de calabaza. /Foto: Shutterstock

6. Magnesio

Los beneficios del magnesio para optimizar y acelerar el funcionamiento cerebral son indicados para revertir el proceso natural de envejecimiento del cerebro y mejoran la memoria a largo plazo. Según los estudios de la investigadora Inna Slutsky el magnesio aumenta el número de transmisiones sinápticas y esta demostrado que actúa eficazmente para combatir estados de ánimo alterados como la depresión y la ansiedad. Lo encontrarás en alimentos como el salvado de trigo, las espinacas, las acelgas, las almendras y los aguacates. 

Aguacate. /Foto: C00 License