Refuerzan seguridad anti terrorista en Nueva York tras amenaza de venganza de Irán por muerte de alto militar

"Estamos en un estado de guerra de facto entre EEUU e Irán", advirtió el alcalde Bill de Blasio
Refuerzan seguridad anti terrorista en Nueva York tras amenaza de venganza de Irán por muerte de alto militar
Agentes anti terrorismo de NYPD
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

“Ahora enfrentamos una amenaza más grande y potencialmente más peligrosa que cualquier otra cosa que hayamos enfrentado anteriormente”, afirmó el alcalde Bill de Blasio en respuesta a la venganza jurada que lanzó hoy el gobierno de Irán contra EEUU tras el bombardeo de su alto militar en Irak.

El alcalde, quien está cumpliendo seis años en el poder esta semana, no escatimó la dimensión de los riesgos que ello representa para Nueva York, la ciudad más grande del país y meta tradicional de los ataques terroristas planificados por organizaciones y fanáticos “lobos solitarios”.

El Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York anunció hoy que está intensificando su presencia y monitoreando los eventos que se desarrollan en el extranjero, después de que un ataque aéreo estadounidense en Irak mató a Qassim Suleimani, principal general de Irán, arquitecto de sus intervenciones en Medio Oriente, resaltó NY1 News.

En una conferencia de prensa, el nuevo comisionado de policía Dermot Shea confirmó que no hay amenazas específicas o creíbles para la ciudad. Sin embargo, dijo que se están desplegando recursos adicionales en ubicaciones sensibles como medida de precaución.

El alcalde De Blasio añadió que las acciones militares son preocupantes e insta a los neoyorquinos a estar atentos.

“Estamos en este momento, en un estado de guerra de facto entre EEUU e Irán. Ninguno de nosotros sabe cómo se desarrollará esto”, dijo De Blasio. “A nadie se le tiene que recordar que la ciudad de Nueva York es el objetivo terrorista número uno en EEUU. Por lo tanto, debemos reconocer que esto crea toda una serie de posibilidades peligrosas para nuestra ciudad”.

El Pentágono informó que el ataque en el Aeropuerto Internacional de Bagdad fue dirigido por el mandatario Donald Trump. En tanto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió al gobierno que informe inmediatamente a los legisladores sobre el bombardeo, diciendo que se llevó a cabo sin “autorización para el uso de la fuerza militar” contra Irán y sin la consulta al Congreso.

El Departamento de Defensa dice que el general Suleimani estaba “desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región”.

El joven congresista Max Rose (D-NYC), veterano militar, dijo que es importante averiguar si Suleimani representaba una amenaza verdaderamente inminente, y que los próximos pasos son cruciales.

“¿Cuál es el plan para mañana porque la respuesta iraní es inevitable? Ya sea un ataque cibernético, más ataques en Irak, un ataque a la embajada de EEUU, un ataque a las comunidades judías en Europa, algo es inevitable. Y si realmente estamos comprometidos con bajar la tensión, entonces tenemos que tener un plan”, dijo Rose.