Advierten impacto negativo de recortes al Medicaid en comunidades pobres en NY

Organizaciones y activistas critican al nuevo grupo creado por el gobernador Cuomo y los planes de reducir costos en $2,500 millones
Advierten impacto negativo de recortes al Medicaid en comunidades pobres en NY
Una coalición de organizaciones, incluyendo MRNY, durante la protesta en Albany contra recortes en el Medicaid.
Foto: Suministrada @MaketheRoadNY / Cortesía

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de El Diario puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Hace exactamente una semana el gobernador Andrew Cuomo anunció la composición del nuevo grupo ‘Medicaid Redesing Team II’ (MRT II), que fue creado con el fin de buscar y presentar ideas sobre cómo reducir los costos en ese programa de salud, y ya este martes se llevó a cabo la primera demostración en las afueras del lugar en Albany donde el equipo realizó su primera reunión oficial.

Una coalición de organizaciones comunitarias y defensoras de inmigrantes como ‘Make the Road New York’ (MRNY), la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC), proveedores de atención médica, personas cubiertas por el Medicaid y discapacitados, se juntaron para criticar los planes del Gobernador, y el rol que el nuevo grupo designado por él tendrá en determinar los recortes por $2,500 millones en los costos del Medicaid antes del 1 de abril. El MRTA II también tiene como tarea recomendar el desviar $1,100 millones de esos costos para que sean cubiertos por la Ciudad de Nueva York.

“Las propuestas de atención médica del Gobernador han alarmado a grupos comunitarios de salud, defensores y personas con discapacidades que temen que los recortes al Medicaid y la falta de expansión de la cobertura médica perjudiquen a los inmigrantes de bajos ingresos, personas de color, personas con discapacidades y otras comunidades marginadas, al reducir o eliminar su acceso a servicios médicos y sociales que salvan vidas”, indicó la coalición en un comunicado.

Los activistas agregaron que los recortes “obligarán a cerrar también algunas instalaciones de atención médica comunitarias, especialmente en comunidades de bajos ingresos. Al rechazar estas propuestas, pedimos al Senado y a la Asamblea del Estado que tomen medidas más audaces, incluidas propuestas proactivas para ampliar la cobertura de salud, eliminar los recortes del año pasado y abordar la crisis de sobredosis en el estado”.

El anuncio del pasado 4 de febrero sobre la conformación del equipo MRT II, forma parte de los planes de Cuomo, dentro de su plan de Presupuesto Ejecutivo para el año fiscal 2021, de lograr ahorros en el programa de Medicaid de la misma manera que el primer equipo que nombró en el 2011, el MRT I, consiguió reducir costos, los que todavía se han mantenido como parte de los actuales gastos del programa.

Comunidades sin voz

“Estamos extremadamente decepcionados con la falta de propuestas de expansión de cobertura de seguro médico incluidas en el presupuesto estatal, así como con los posibles recortes al Medicaid”, dijo Becca Telzak, directora de Programas de Salud en MRNY. “Las comunidades de inmigrantes de bajos ingresos continúan quedando fuera de las opciones de cobertura a nivel estatal y, a menudo, se encuentran entre los primeros en sentir el impacto de los recortes del Medicaid. El MRT II no es la solución, especialmente porque no hay representantes de organizaciones comunitarias en ese comité”.

Max Hadler, director de Política de Salud de NYIC, indicó que en un momento en que los neoyorquinos necesitan un mejor acceso a la atención, “el estado de Nueva York está participando en un proceso oscuro destinado a matar de hambre al Medicaid sin prácticamente ningún aporte de la comunidad. Ahora es el momento de Coverage4All, independientemente del estatus inmigración, comenzando con un Plan Esencial financiado por el estado para adultos indocumentados”.

Los activistas criticaron que el MRT II está compuesto desproporcionadamente por representantes de los principales sistemas hospitalarios e incluye solo a un defensor de los consumidores, y sin representantes de los centros de salud comunitarios. Además, exigen que la Legislatura pueda debatir, revisar y votar las recomendaciones del MRT II individualmente, en contraste a la propuesta del Gobernador que establece el 1 de abril como la fecha límite para que el MRT II entregue su informe, el mismo día de la fecha límite para que se apruebe el presupuesto del Estado, lo que significaría, según los activistas, que el Gobernador está intentando obligar a la Legislatura a votar sobre las propuestas MRT II sin verlas antes.

Alcalde advierte de efectos negativos para NYC

El lunes el alcalde Bill de Blasio ofreció su testimonio en una audiencia conjunta de los Comités de Presupuesto de la Asamblea y el Senado estatal en Albany, en el cual indicó que “debemos centrarnos en el peligro claro y presente que enfrentamos con los recortes al Medicaid: $1,100 millones es el impacto que vemos venir a la ciudad de Nueva York”.

“La ciudad de Nueva York, y ninguna otra localidad, están a cargo de administrar el programa de Medicaid. Por lo tanto, los cambios propuestos, que podrían ser trascendentes para abordar esta crisis, tienen que hacerse en Albany. Esas no son decisiones que podemos tomar localmente”, dijo De Blasio.

El Alcalde enfatizó: “He sido bastante claro que existe un consenso a nivel estatal de que estos recortes al Medicaid serían muy, muy peligrosos para las personas en el estado y para localidades de todo tipo en todo el estado. Dije explícitamente que para la ciudad de Nueva York la magnitud de esos cortes significarían el cierre de múltiples clínicas públicas del Health + Hospital, llevando al despido de aproximadamente 1,300 médicos y enfermeras. Estos son números realmente enormes, grandes números, un gran impacto humano. No puede suceder y tenemos que luchar contra eso”.