Una mujer que ganaba miles con sus “esclavas de sexo” en dos burdeles de Dallas se va a la cárcel

Fue sentenciada a casi cuatro años de prisión

Víctimas de tráfico humano.
Víctimas de tráfico humano.
Foto: Getty

DALLAS – El pasado noviembre las autoridades de Dallas lograron liberar a varias víctimas que estaban siendo obligadas a prostituirse en dos burdeles de la ciudad.

El caso de tráfico humano culminó el lunes cuando la dueña de los burdeles, Helen Kim, de 59 años, fue sentenciada a casi cuatro años de prisión luego de haber sido encontrada culpable de crimen organizado.

Los burdeles que Kim operaba en Dallas se llamaban “Pink One” e “Illusion Spa”. En ellos, según las investigaciones, la dueña contaba con más de diez mujeres a las que obligaba a vender sexo.

Las víctimas eran básicamente “esclavas” de Kim. Las mujeres fueron obligadas a vivir en los burdeles para que así estuvieran disponibles a cualquier hora del día.

En la corte se dio a conocer que Kim en una ocasión recibió $40,000 dólares a cambio de proveer servicios sexuales a un grupo de hombres de negocios que estaban festejando en las instalaciones de un hotel local.

Lo que no sabía Kim es que esos hombres eran agentes encubiertos.

Más de 50 oficiales participaron en el operativo de noviembre donde acabaron con la operación de tráfico humano de Kim.

En ese operativo Kim y su hijo Daniel Mendoza Jr. habían acordado que llevarían por lo menos 20 mujeres a la fiesta para que tuvieran sexo con los hombres, a un precio de $2,000 por cada una.

 Te puede interesar: Enmiendas frenan ley contra tráfico humano en el Congreso