La orden es quedarse en casa, el problema es no recibir el cheque

La falta de paga por días de enfermedad o la rebaja de horas va a perjudicar a muchos trabajadores en el sector servicios
La orden es quedarse en casa, el problema es no recibir el cheque
Mujer con máscara para prevenir coronavirus.
Foto: MARK RALSTON / AFP / Getty Images

Como seguimiento a las llamadas “compras de pánico” por quienes temen cuarentenas y desabastecimientos por el coronavirus, Walmart ha mandado una comunicación a sus empleados en la que les insta a quedarse en su casa si están enfermos entre otros consejos.

Pero los empleados no las tienen todas consigo. “Tal y como están las cosas, mis compañeros de trabajo temen decir que están enfermos porque no queremos perder nuestra oportunidad de ganar un bonus o arriesgar nuestro trabajo. Con la situación creada por el coronavirus estamos preocupados que la política punitiva de enfermedad de Walmart lleve a la gente a venir a trabajar aunque contagien”, explicaba en un comunicado Melissa Love, una empleada de la empresa y líder de la asociación de trabajadores United for Respect.

Desde esta organización se pide un compromiso público de que los trabajadores no serán despedidos o recibirán sanciones por tomar el tiempo para cuidarse a ellos mismos o a sus familias. “Cualquiera que muestre los síntomas del virus debe recibir el tiempo para la enfermedad incluso sin no han llegado a trabajar las horas suficientes que indica la política de la empresa”.

Según United for Respect 88% de los trabajadores de Walmart han ido a trabajar enfermos en un periodo de 12 meses y respondiendo a la presión pública en febrero del año pasado esta empresa, la que más empleados tiene en el país empezó a ofrecer hasta seis días de protección pagada por tiempo fuera del trabajo.

El coronavirus está mostrando las fisuras de la legislación laboral en EEUU que no tiene a nivel federal el pago garantizado de los días que han de tomarse por enfermedad. Una parte de los empleados pueden tomarse hasta 12 semanas sin trabajo pero también sin paga con el Family and Medical Leave Act (FMLA) y la mayoría de los empleados estatales tienen derecho al pago por estos días. El porcentaje es menor en el sector privado y hay mucha diferencias entre ellos.

Cuanto menor son los ingresos y menos trabajo se tiene (trabajadores por horas) menos trabajadores reciben días por enfermedad pagados. Son los que menos pueden permitirse no trabajar o estar enfermos.

La organización de trabajadores de restaurantes ROC ha pedido que estos empleadores “adopten inmediatamente una política de licencia por enfermedad pagada donde no la haya por ley y la comuniquen claramente a sus empleados”.

Cualquier empleado que muestre tener síntomas debe quedarse en casa sin temer represalias, se afirma desde esta organización en la que recuerdan que los trabajadores de restaurantes ya son los que menos ganan del país — cobran el salario mínimo de propinas– y dependen de las propinas. “Además de garantizar que los trabajadores ganen un salario mínimo completo (el federal para ellos es $2.13 la hora) es esencia que se adopte a un permiso por enfermedad pagado”.

Los trabajadores de las industrias de servicios, algunas relacionadas con el sector turismo, tienen ante si un reto muy importante no solo porque muchos de ellos no recibirán paga los días que estén enfermos sino porque se les van a reducir horas de trabajo con la menor demanda hotelera o el sector de transportes.

El Gobernador del Estado de Nueva York dijo el martes que va a modificar la propuesta de presupuestos sobre licencia para enfermedad para incluir el requerimiento de que los empleadores paguen a los trabajadores y protejan sus trabajos en caso de cuarentena por el coronavirus.