Manda a su perro al supermercado con una nota y dinero porque él esta aislado por coronavirus

Es importante no salir de casa y practicar el distanciamiento social, pero para ello debes tener alimentos en casa

Aunque a muchos de nosotros todavía se nos permite salir a comprar lo esencial, los que se encuentran completamente autoaislados se dejan de tener que depender de otros para recibir ayuda.

No solo para la compra de las necesidades básicas, sino también para otras cosas que, algunos, también consideran necesarias, como las golosinas o caprichos que ansiamos (por ejemplo papas fritas).

Un hombre que tenía mucho antojo de comer Cheetos ideó un plan para convertir su simple sueño en realidad. Solo necesitó la ayuda del que es considerado el mejor amigo del hombre en estos momentos de distanciamiento social y aislamiento. Sí, su perro fue su mejor aliado

Antonio Muñoz, de México, llevaba solo tres días en casa cuando recurrió a la ayuda de su mascota, un chihuahua, para hacer un recado.

El hombre metió dinero en el collar del perro y adjuntó una nota que decía:

“Hola, señor comerciante. Por favor, venda a mi perro algunos Cheetos, de los naranja, no los rojos, son demasiado picantes. Encontrará $20 dólares en su cuello. ADVERTENCIA: Le morderá si no se trata bien. Atentamente, su  vecino del frente”.

El chihuahua, que parecía visiblemente nervioso en “su primer día de trabajo”, consiguió ir a la tienda y regresar con el paquete de snacks.

Antonio capturó el increíble momento en que su mascota trotó por la calle agarrando la bolsa de papas fritas, casi más grande que el animal, y ​​subió la historia en Facebook con el título: “Día tres de cuarentena. Quería mis Cheetos”.