¿Las isoflavonas atenúan los efectos de la menopausia?

Los productos enriquecidos con isoflavonas son objeto de mucha publicidad y de promesas para la salud

¿Las isoflavonas atenúan los efectos de la menopausia?
Foto: Shutterstock

Se le atribuyen distintos beneficios a los productos enriquecidos con isoflavonas, pero han quedado dudas en torno a la supuesta capacidad de las isoflavonas para abordar la menopausia en la mujer. En los siguientes apartados abordaremos esta cuestión con mayor profundidad.

¿Qué son las isoflavonas?

Un artículo de El Confidencial indica que las isoflavonas son compuestos de naturaleza polifenólica que integran el grupo de los polifenoles. Su principal fuente son la soja y sus derivados.

Tienen una estructura similar a los estrógenos, por lo que se les considera fitoestrógenos. A raíz de esto, algunas mujeres observan a las isoflavonas como remedios naturales orientados a reducir los efectos secundarios de la menopausia, para ellas serían una alternativa a las hormonas.

La industria alimentaria ha creado varios productos a partir de las isoflavonas, como bebidas lácteas, diferentes tipos de leche, yogures, suplementos dietéticos enriquecidos, etcétera. Estos productos presentan diferentes promesas al consumidor, como:

  • Regulación del colesterol
  • Mejorar la salud cardiovascular
  • Protección a las células
  • Alivio de los síntomas de la menopausia

Efectos reales de las isoflavonas

Menopausia
Foto: Shutterstock

Varios estudios científicos han afirmado que los productos enriquecidos con isoflavonas no tienen efecto sobre la menopausia, por lo que puede considerarse que la publicidad en torno a dichos productos es engañosa.

Los suplementos de isoflavona de soja no son un sustituto adecuado para el tratamiento con estrógenos para abordar los sofocos, la sequedad vaginal y los otros signos que acompañan a la menopausia. Aquellos estudios que lo afirman han sido duramente criticados.

Por otro lado, se ha afirmado también que la ingesta de isoflavonas no repercute sobre la densidad ósea, en la columna vertebral ni tampoco en las caderas de las mujeres, que son secciones que suelen experimentar el desgate generado por la menopausia.

La relación entre los productos con isoflavonas y la menopausia es bastante cuestionable, por lo que lo mejor que puedes hacer es optar por los métodos habituales y comprobados para tratar con los síntomas que ella genera. Alimentarse en exceso con estos productos pudiera ser peligroso.