Qué debes hacer si tienes dificultad para pagar tus cuentas

La pandemia del coronavirus ha destrozado las finanzas de millones de estadounidenses que han perdido su empleo o han visto reducidos sus ingresos. 

Con la llegada de abril, muchos se enfrentan ahora a pagos de hipotecas, tarjetas de crédito y otras deudas que tal vez no puedan pagar. 

Hay ayuda en camino. La aprobación reciente de la ley CARES Act dará beneficios de desempleo adicionales y pagos directos de hasta $1,200 para muchos adultos, así como una pausa en los préstamos federales para estudiantes.  

Pero esa asistencia tardará algunas semanas en llegar y algunas facturas se deben pagar ahora. Si esperas tener problemas para pagar las deudas, hay varias cosas que puedes hacer para mantenerte a flote.

Primero, averigua qué tan grave es tu situación. Determina cuánto dinero has recibido y cuánto necesitas usar para tus pagos. Luego prioriza tus pagos.

“Normalmente, primero deberías concentrarte en pagar las deudas con la tasa de interés más alta, pero estos no son tiempos normales”, dice Katie Ross, gerente de desarrollo educativo de American Consumer Credit Counseling, una organización sin fines de lucro.

Es posible que debas centrarte en lo esencial, como la renta o alquiler, los servicios públicos y las facturas de la farmacia. Y con los acreedores siendo más indulgentes durante la crisis, es posible que puedas hacer pagos parciales.

Pero tienes que preguntar. Comunícate con el casero, el banco y la compañía de servicios públicos y pide un acuerdo o arreglo por dificultades económicas. Muchos tienen programas para los afectados por COVID-19, ya sea por enfermedad, la pérdida de empleo o la reducción de ingresos debido a los recortes del empleador.

No te esperes.

“Si no le pides un acuerdo o arreglo a tu acreedor sino hasta después de que te atrases en tus pagos, es mucho más difícil que eso se corrija y los pagos atrasados pueden dañar tu puntaje de crédito”, dice Ted Rossman, analista de la industria en CreditCards.com.

Aquí hay algunas pautas para trabajar con los acreedores y prestamistas.

Tarjetas de crédito

La mayoría de los principales bancos, incluyendo Capital One, Citi y JP Morgan Chase, están otorgando concesiones a los titulares de tarjetas de crédito que sufren dificultades económicas debido a la pandemia del coronavirus.

Los arreglos pueden incluir el aplazamiento de los pagos durante un mes o más, la exención de tarifas y la organización de un plan de pago extendido.

En general, estas concesiones se están elaborando caso por caso, lo que requerirá que te comuniques con un representante de servicio de atención al cliente, dice Rossman.

Una excepción: Apple Card anunció que está permitiendo a todos los clientes afectados por COVID-19 posponer el pago por un mes, sin cobrar intereses. Puedes encontrar enlaces a los programas COVID-19 en el sitio web de tu banco.

Dado el volumen de solicitudes que se están haciendo en este momento, probablemente te resulte difícil comunicarte con el banco. Pero si te siguen poniendo en espera, no entres en pánico.

Por lo general, tienes hasta 30 días después de la fecha de vencimiento para pagar el saldo sin que esto afecte tu puntaje de crédito, por lo que puedes tener más tiempo para negociar de lo que crees, dice Francis Creighton, presidente y CEO de Consumer Data Industry Association, una asociación comercial que representa a las agencias de informes crediticios.

Si obtienes un arreglo por dificultades económicas, solicita que tus pagos se muestren al día en tu expediente de crédito, en lugar de morosos. Eso asegurará permanentemente que tu puntuación FICO no se vea afectada por los pagos atrasados relacionados con la pandemia de COVID-19, según Greg Jawski, un portavoz de FICO. Asegúrate de obtener el acuerdo por escrito, en caso de que la agencia de crédito cometa un error más tarde.

Si no puedes obtener una concesión del emisor de tu tarjeta de crédito, trata de hacer al menos un pago mínimo, lo que te ayudará a mantener tu calificación crediticia, dice Chi Chi Wu, abogada del personal del National Consumer Law Center, sin fines de lucro. Si no puedes hacerlo, tu puntaje de crédito se verá afectado. Pero una vez que estés de vuelta en la jugada, verás que se recupera.

Wu y otros defensores, incluyendo CR Advocacy, quisieran ver protecciones financieras más fuertes para los consumidores en el próximo proyecto de ley de estímulo económico que se está discutiendo en el Congreso, incluyendo una moratoria de cuatro meses sobre la información negativa que aparece en los informes de crédito.

Renta o alquiler

Para los inquilinos, las opciones variarán mucho, dependiendo de dónde vivan y del tipo de propietario que tengan.

En muchos estados, incluyendo California (PDF), Nueva York y Texas, se ordenó a los propietarios que suspendan los desalojos desde unas semanas hasta 90 días para los inquilinos que no puedan pagar debido a los problemas por COVID-19.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) también está deteniendo todos los procedimientos de desalojo (PDF) para los 6.7 millones de inquilinos en las propiedades que posee. Asimismo, la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda anunció que Fannie Mae y Freddie Mac, que regula la agencia, ofrecerán aplazamientos de préstamos a los propietarios de viviendas multifamiliares si prometen no desalojar a los inquilinos.

Por lo tanto, comprueba si hay programas de ayuda que se apliquen en tu área. Luego ponte en contacto con tu arrendador y explícale tu situación, dice Jay Abolofia, un planificador financiero certificado en Weston, Massachusetts.

“Dada la crisis financiera, con tantos inquilinos que se sienten limitados, es posible que descubras que el propietario está dispuesto a trabajar contigo, en lugar de tratar de encontrar nuevos inquilinos cuando todos se están refugiando en su propio lugar”, dice Abolofia.

Hipotecas

La Ley CARES dio un respiro a los propietarios de viviendas que tienen hipotecas respaldadas por el gobierno federal, como las que tienen Fannie Mae, Freddie Mac y otras agencias patrocinadas por el gobierno.

A petición del propietario de la vivienda, las agencias concederán indulgencia, lo que permite aplazar los pagos de la hipoteca hasta 180 días. También se dispone de 180 días adicionales, nuevamente, con una solicitud.

Los prestatarios no están obligados a presentar pruebas de dificultades financieras para obtener el aplazamiento.

Si no sabes si tu hipoteca está respaldada por una agencia federal o una empresa patrocinada por el gobierno, consulta la herramienta de búsqueda de préstamos en el sitio web de Fannie Mae (800-2FANNIE) o prueba la herramienta de búsqueda de Freddie Mac (800- FREDDIE).

Es posible que tu administrador hipotecario también lo sepa, pero de todos modos tendrás que comunicarte con ellos para aprovechar las nuevas protecciones, dice Keith Gumbinger, vicepresidente de HSH.com, un recurso de información hipotecaria.

Ten en cuenta que algunos estados han puesto una moratoria en los pagos de hipotecas, como lo han hecho para los inquilinos. Así que comprueba si esa excención se aplica en tu área.

Servicios públicos

Muchos estados están impidiendo que los servicios públicos y otros servicios esenciales corten el suministro durante la crisis del coronavirus.

Varios servicios públicos, incluyendo Ameren, Con Edison y Pacific Gas and Electric, también han aumentado los programas de asistencia, que pueden ofrecer planes de pago diferido a los afectados por COVID-19. Consulta la página de inicio de tu proveedor para ver su aviso sobre COVID-19.

Las compañías de telecomunicaciones están haciendo algunas concesiones más limitadas. Verizon, por ejemplo, dice que está dispuesta a renunciar a algunas tarifas y promete no cortar el servicio por un cierto período. Comcast también promete que no habrá desconexiones o cargos por pagos atrasados, además de ofrecer un nuevo servicio gratuito de internet a los clientes de bajos ingresos.

Una vez más, tendrás que comunicarte para obtener estas concesiones.

Para aquellos que buscan liberar algo de efectivo, ahora puede ser un buen momento para regatear con tu proveedor de Internet.

“A estas empresas les preocupa perder clientes durante la pandemia”, dice Abolofia, quien recientemente negoció una reducción del 50% en su factura de Internet amenazando con desconectar el servicio. (Consumer Reports ofrece consejos para ahorrar dinero cortando el cable).

Préstamos estudiantiles

Según la Ley CARES, los prestatarios de préstamos estudiantiles no tendrán que hacer ningún pago durante seis meses (hasta el 30 de septiembre de 2020) en los préstamos federales para estudiantes, aunque ese dinero deberá pagarse después. El interés durante el período de seis meses será exonerado por completo.

Solo califican ciertos préstamos federales para estudiantes, los que son propiedad del Departamento de Educación (DOE), que incluyen préstamos directos y préstamos hechos bajo el Programa Federal de Préstamos para la Educación de la Familia (FFEL) que fueron transferidos al DOE. Los préstamos Perkins, los préstamos FFEL de un banco u otra institución financiera y los préstamos privados para estudiantes no califican.

También se suspenderá el cobro involuntario de los préstamos estudiantiles incumplidos, incluyendo el embargo de salarios y la solicitud de reembolsos de impuestos. Puedes encontrar más información y asistencia sobre préstamos estudiantiles en The Institute of Student Loan Advisors, un grupo sin fines de lucro.

Para los prestatarios que no sepan si su préstamo es federal, su mejor estrategia es contactar al administrador de su préstamo y preguntarle si califican para el arreglo de pago, dice Mark Kantrowitz, editor y vicepresidente de investigación de Saving for College.

En este momento hay tiempos largos de espera en las agencias de préstamos, al igual que en otros centros de atención al cliente. Se alienta a los prestatarios a utilizar el sitio web de la agencia y el sitio web de Ayuda Federal para Estudiantes del DOE, en studentaid.gov, tanto como sea posible.

Si necesitas más ayuda

Si te sientes abrumado por las dificultades financieras, considera la posibilidad de comunicarte con un asesor de crédito para que te ayude a elaborar un presupuesto y un plan de pago de emergencia. Las sesiones iniciales de asesoramiento son gratuitas.

Visita el sitio web de la National Foundation for Credit Counseling (Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio), una organización sin fines de lucro, para encontrar un consejero en tu área.

También puedes obtener asesoramiento financiero gratuito a través de la XY Planning Network (Red de Planificación XY), que conecta a planificadores financieros voluntarios certificados con aquellos que necesitan ayuda.

Haz una búsqueda utilizando la frase “coronavirus relief” (alivio del coronavirus) para encontrar planificadores disponibles. Los planificadores pueden trabajar en línea con los clientes, independientemente de su ubicación.

—Scott Medintz contribuyó a este artículo.

Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2020, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.