¿Qué precauciones hay que tener al desinfectar tu casa con blanqueador o Clorox para que no sea nocivo para la salud?

Este producto es muy común, pero requieres de cuidado para su uso

Credit: "Clorox Bleach , 9/2014 by Mike Mozart of TheToyChannel and JeepersMedia on YouTube" - "License: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/ - No changes were made / No se realizó ningún cambio."
Credit: "Clorox Bleach , 9/2014 by Mike Mozart of TheToyChannel and JeepersMedia on YouTube" - "License: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/ - No changes were made / No se realizó ningún cambio."
Foto: Mike Mozart, Flickr / Cortesía

Aunque marcas como Clorox son productos de limpieza muy comunes en las familias estadounidenses, el blanqueador es un químico tan efectivo como peligroso, por lo que su manipulación debe tener ciertas precauciones y nunca dejarse al alcance de los niños.

Compact Appliance sabe de los riesgos que conlleva el uso de la lejía, por lo que retomamos algunas de las prevenciones más importantes que debes procurar cuando decidas ocupar productos derivados con esta sustancia.

1. Niños

Cuando se trata de la protección y cuidado de nuestros hijos, no podemos dar por evidente el conocimiento, así que reiteramos dejar este tipo de productos alejados del alcance de los más pequeños del hogar.

Pero no sólo eso, lo mejor es jamás utilizarlo con niños presentes debido a que los tóxicos que emana cuando se utiliza. Según Compact Appliance, estudios recientes han revelado que los niños que han estado expuestos al blanqueador tienen más probabilidades de sufrir enfermedades respiratorias como asma y alergias.

2. Combinación de productos químicos

Si el cloro es dañino por sí mismo, cuando entra en contacto con el aminíaco, puede reaccionar en forma de gas de cloro que causa daño en los conductos nasales y pulmones, llegando a causar la muerte.

Otros productos con los que no es conveniente mezclarlos es con vinagre, limpiadores de ventanas, detergentes para lavavajillas y no verterlos en desagües.

3. Cuerpo

Además de los ya mencionados problemas respiratorios que pueden llegar hasta sus pulmones, los tóxicos que emanan del cloro pueden irritar de igual manera sus ojos.

Blanqueador con altas dosis de cloro, en contacto con la piel, puede causar problemas de ardor e incluso aclarar el pigmento de la piel, dañando las capas de tejido que lo protegen. Por eso siempre es recomendable usar guantes.

Jamás permitir el contacto con sus ojos, te puede generar problemas irreversibles.

4. Mascotas

Proteges a tus niños del contacto con los pisos, pero es imposible cuidar a perros y gatos. La sustancia se puede impregnar a sus patas y pelaje, ocasionando que puedan ser ingeridos por ellos cuando se lamen. La intoxicación con cloro puede provocar vómitos, convulsiones y, en algunas ocasiones, hasta la muerte de sus mascotas.

Para animales de menor tamaño como las aves, el simple hecho de los humos tóxicos puede ocasionarle los mismos síntomas.

5. Medio ambiente

Es posible que el uso del blanqueador en su hogar cause un impacto menor y muy local, pero si esto lo multiplicamos por el uso en millones de viviendas, la situación cambia.

Además, productos derivados son usados a menudo en procesos industriales y se libera al medio ambiente en cantidades masivas, que incluso pueden afectar a animales, aves y especies que pueden llegar hasta su mesa.

6. Alternativas al blanqueador

El alcohol puede ser muy efectivo para limpiar las superficies plásticas de los productos electrónicos. El peróxido de hidrógeno es una sustancia no tóxica que se puede usar para desinfectar superficies domésticas. El bicarbonato de sodio y el vinagre blanco, que no son tóxicos ni corrosivos, se han utilizado para refrescar las telas, eliminar la grasa y limpiar los vidrios.

Para uso más personal, el jabón antibacteriano matará cualquier germen en su higiene.

– También te puede interesar: