Corte Suprema facilita deportación de inmigrantes que cometieron delitos

Esto podría impactar a extranjeros incluso con faltas menores
Corte Suprema facilita deportación de inmigrantes que cometieron delitos
La decisión fue 5-4 este jueves.
Foto: Getty / ICE

La Corte Suprema facilitó a las autoridades federales la deportación de inmigrantes con “green card” que han cometido algún delito.

Esta decisión es una clara victoria para el Gobierno del presidente Donald Trump, que ya ha sido beneficiada con otras determinaciones migratorias por el máximo tribunal.

Con una votación 5-4, los jueces decidieron en contra del jamaicano Andre Martello Barton, sentenciado en Georgia por crímenes de armas y drogas.

Los abogados del inmigrante con “green card” acusaron que su cliente no debería ser deportado, pero la opinión del juez Brett Kavanaugh –nombrado por el presidente Trump– fue respaldada por la mayoría de sus colegas.

“Un residente permanente legal que comete un delito grave puede ser removido de los Estados Unidos”, indica la opinión. “Andre Barton es ciudadano jamaicano y residente permanente legal… Barton ha sido condenado por delitos estatales en tres ocasiones separadas que abarcan 12 años. Los delitos incluyen un crímenes de armas de fuego, delitos de drogas y de asalto agravado”.

La decisión de la Corte podría afectar a miles de inmigrantes con condenas penales, incluso por delitos menores, que residen legalmente en el país.

La opinión del juez Kavanaugh hace un recuento de las faltas cometidas por el jaimacano, algunos de los cuales ocurrieron durante los primeros cinco años como Residente Permanente. La ley migratoria especifica que un extranjero con esa protección migratoria no podría ser deportado si cometió el delito después de siete años de residencia en el país, hecho que fue utilizado por la defensa para intentar evitar la deportación de su cliente.

“Barton dice que no se le puede negar la cancelación de la deportación, debido a su agravamiento de 1996 por delitos de asalto, porque esos delitos no estaban entre los crímenes de expulsión encontrados por el juez de inmigración en el proceso de expulsión”, acota la opinión de la Corte.

Sin embargo, el juez Kavanaugh precisa que los delitos de armas de fuego de 1996 y asuntos de drogas de 2007 y 2008 fueron los que derivaron en la decisión de expulsión.

La opinión también expone que los inmigrantes pueden ser expulsados por una serie de faltas que ingresen en la lista de “torpeza moral” y reconoce que la expulsión de residentes permanentes tiene un impacto importante, sobre todo cuando hay familias de por medio, pero los jueces consideran que es válido deportar a extranjeros que han cometido algunos de los delitos mencionados.