Abogados buscan detener en corte prohibición migratoria de Trump en medio de coronavirus

Acusan al presidente de querer terminar con la "inmigración familiar"

Abogados buscan detener en corte prohibición migratoria de Trump en medio de coronavirus
La orden entró en vigencia el 23 de abril.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Abogados y activistas migratorios se unieron para presentar una moción de restricción temporal de la Proclamación del presidente Donald Trump que prohíbe la inmigración, la cual afecta a peticiones de “green card” desde el extranjero.

En un esfuerzo conjunto, el Centro de Acción de Justicia (JAC), la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) y el Laboratorio de Derecho de Innovación, acusaron que la regla impuesta el 22 de abril por el mandatario “mantendría a las familias separadas”.

Ante el Tribunal de Distrito de Oregon, los expertos acusaron que la prohibición de 60 días es un intento legal “de alterar el sistema de inmigración basado en la familia”, el cual consideran fundamental.

“Esta prohibición no es racional ni productiva, es perjudicial para las familias, las comunidades y, en última instancia, para todo nuestro país en un momento en que la unidad es claramente necesaria”, advirtió Jesse Bless, director de Litigios Federales de AILA.

La Proclamación del presidente Trump afirma que se basa en la “protección del trabajo de los estadounidenses”, debido a la pandemia de coronavirus.

“Debemos tener en cuenta el impacto de los trabajadores extranjeros en el mercado laboral de los Estados Unidos, particularmente en un entorno de alto desempleo interno y una demanda laboral deprimida”, indica el documento. “También debemos conservar los recursos críticos del Departamento de Estado para que los funcionarios consulares puedan continuar brindando servicios a los ciudadanos estadounidenses en el extranjero”.

Los defensores de inmigrantes señalan que los inmigrantes son la columna vertebral de la economía de EEUU y que miles de ellos están en la primera línea de respuesta ante la pandemia, además de ser clave para la recuperación económica.

“Al negar las visas de reunificación familiar, esta prohibición de inmigración negará la entrada a miles de abuelos que vienen a brindar cuidado infantil a trabajadores esenciales que empacan y entregan nuestra comida, tratan a pacientes en nuestros hospitales e investigan tratamientos y vacunas contra el virus“, advierten los activistas.

Agregaron que el impacto de la decisión es a distintos niveles, ya que cambiaría la clasificación de la visa para un adolescente que está a punto de cumplir 21 años, ya que se vencería su elegibilidad y tardaría años o décadas su proceso migratorio.

“Esta prohibición de la inmigración familiar es un caballo de Troya”, acusó Esther Sung, litigante principal del JAC. “Es otro intento más de la administración para evitar el Congreso y destruir inconstitucionalmente el sistema de inmigración basado en la familia de nuestra nación”.

Para Stephen Manning, director ejecutivo de Innovation Law Lab, la Ploclamación del mandatario republicano es una forma de promover “su agente xenófoba”.

“La extensa tradición de los Estados Unidos de reunir a las familias a través de su sistema de inmigración es un componente clave de la estabilidad, la prosperidad y la fuerza colectiva de nuestra nación”, defendió Manning.

Los activistas y abogados presentaron la moción como parte la batalla legal Doe v. Trump (Caso 19-cv-01743-SI) contra el presidente Trump y su orden que exige a inmigrantes demostrar que tienen un plan de seguro médico, la cual fue detenida temporalmente por el juez Michael H. Simon, quien además permitió clasificarla como una demanda colectiva.

Los abogados argumentan que con la nueva Proclamación –que entró en vigor el 23 de abril– sus demandantes estarían siendo privados de acceso a trámites consulares de emergencia.