¿Qué pasa si comes alimentos caducados?

Alimentos con fecha vencida no son equivalentes a comida echada a perder o contaminada

¿Qué pasa si comes alimentos caducados?
Foto: Shutterstock

Cuando te encuentras con alimentos en tu despensa cuya fecha en la etiqueta se ha vencido y no sabes si consumirlos o tirarlos a la basura, la confusión puede llevarte a que descartes alimentos en buen estado o que consumas productos que pueden afectar su salud.

Hay alimentos microbiológicamente muy perecederos que son un riesgo para nuestra salud y que te pueden intoxicar. Por ejemplo: las carnes frescas y fiambres.

En cambio, hay otros que no suponen un riesgo en potencia poco después de haber vencido su fecha de consumo preferente, como conservas, bollería y otros más.

En resumen, hay alimentos cuya fecha ha vencido y estan en buen estado; mientras que otros pueden estar contaminados sin importar la fecha si no se manejan adecuadamente y no se almacenan de manera segura.

Las fechas no son un indicador de la seguridad

Los fabricantes proporcionan un fechado para ayudar a los consumidores y minoristas a decidir cuando los alimentos son de mejor calidad. A excepción de la fórmula para infantes, las fechas no son un indicador de la seguridad del producto, señala el Servicio de Inocuidad e Inspección de los Alimentos.

Es seguro y sano comer un alimento si la fecha se cumple y el producto no muestra señales de deterioro y está almacenado en el hogar de manera adecuada según se requiera, refrigerado o en lugar fresco y seco.

Así que también podemos tener un producto fecha no ha vencido pero en el cual las bacterias se han multiplicado. Las temperaturas que favorecen a las bacterias están entre los 40 y 140 °F.

Estar descompuesto no es lo mismo que estar contaminado

Los alimentos deteriorados tendrán un olor, sabor o textura raro debido a bacterias de descomposición que aparecen naturalmente. Si un alimento desarrolla dichas características de deterioro, no debe comerse.

Hay dos tipos de bacterias:

Bacterias de descomposición. No causan enfermedades, pero hacen que los alimentos se deterioren y desarrollen características desagradables tales como un sabor u olor indeseable que hacen que la comida no sea sana.

Bacterias patógenas. Causan enfermedades transmitidas por los alimentos. Por ejemplo: E.coli, Listeria, Salmonella, entre otras.

Puedes usar tus sentidos para detectar si un alimento está echado a perder

Podrías observar, oler y probar para averiguar si algo está vencido o no. Pero si tienes dudas, no te arriesgues y deséchalo. En cuanto a los alimentos contaminados, no debes confiar en tus sentidos.

Contaminación sin olor ni sabor

La comida puede tener buen aspecto y estar contaminada con patógenos como Salmonella, Listeria, Campylobacter ya que estos son invisibles.

Si comes un alimento contaminado puedes sufrir una intoxicación alimentaria.

Los síntomas comunes de enfermedades transmitidas por los alimentos son náuseas, vómitos, cólicos estomacales y diarrea.

Los síntomas pueden ser graves y algunas de estas enfermedades pueden incluso ser mortales, señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Hay quienes tienen más probabilidades de enfermar, como:

  • Las mujeres embarazadas
  • Los niños pequeños
  • Los adultos mayores
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado a causa de afecciones como la diabetes, enfermedad del hígado, enfermedad del riñón, el trasplante de órganos, el VIH/sida o después de recibir tratamientos de quimioterapia o radiación.

Si dudas sobre el consumo seguro de un alimento, puedes solicitar asesoría vía telefónica o en línea al Servicio de Inocuidad e Inspección de los Alimentos.