Comisionada de Salud insta a alertar ‘rápido’ a pediatras sobre niños con síndrome inflamatorio

Autoridades piden a padres tomar la situación en serio cuando vean síntomas y actuar de inmediato contactando a los médicos de sus hijos

El Departamento de Salud indicó que se han presentado algunos casos de bebés, de entre los 0 y 2 años.
El Departamento de Salud indicó que se han presentado algunos casos de bebés, de entre los 0 y 2 años.
Foto: AFP / Getty Images

En medio de las buenas noticias dadas este lunes por el alcalde Bill de Blasio sobre el descenso en los tres principales indicadores del coronavirus en la Gran Manzana, que son las nuevas hospitalizaciones, número de personas ingresadas a unidades de cuidados intensivos y nuevos contagios, la comisionada de Salud, la Dra. Oxiris Barbot, advirtió que no se puede bajar la guardia ante un posible aumento de casos de niños con síntomas parecidos a la enfermedad de Kawasaki y al síndrome de choque tóxico, y que parecieran estar conectados al COVID-19, y que ya ha provocado la muerte de al menos tres pequeños.

Aunque el número de casos no había variado este lunes en la Gran Manzana, de los 38 confirmados hasta el fin de semana por el Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH), la Dra. Barbot confirmó que poco menos de una docena se estaban analizando actualmente, y cuyos resultados podrían darse a conocer tan pronto como en las próximas horas. “Tenemos un poco menos de una docena que todavía están siendo investigados y anticipamos que los resultados de esos casos sean resueltos temprano esta semana, si no hoy mismo, mañana, y actualizaremos los números si al final resultan ser PMIS”.

Esas son las siglas que están usando ahora las autoridades de Salud para describir la nueva condición médica que está afectando a los niños, y que significa Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (Pediatric Multi-System Inflammatory Syndrome).

En cuanto a las cifras al nivel estatal, el gobernador Andrew Cuomo indicó este lunes que los casos ya habían aumentado a 93. “Antes pensábamos que los niños no eran afectados con el COVID-19, pero ahora esa mentalidad debe cambiar y es responsabilidad de cada uno el mantenerse saludable para así mantener saludables a sus familias”.

La Comisionada indicó que hasta ahora la mayoría de los niños enfermos en la Gran Manzana estaban entre los 5 y los 9 años, aunque indicó que se han presentado algunos casos de bebés, de entre los 0 y 2 años.

“Estamos pidiendo a los padres que informen de inmediato a los pediatras si los niños presentan algunos de los síntomas, para que estos médicos, si tienen más sospechas de que el niño puede estar sufriendo del mal, lo puedan referir al especialista para un tratamiento definitivo de manera temprana”, indicó la Comisionada, durante la rueda de prensa diaria del Alcalde sobre la crisis del coronavirus.

Y a su vez la doctora recordó a los pediatras que si hacen pruebas del COVID-19 a los niños con síntomas del PMIS, los resultados pueden salir negativos, ya que es un síndrome que no puede ser atacado directamente dependiendo de si los resultados del coronavirus son positivos o no. “También le recomendamos a los pediatras que hagan pruebas de anticuerpos a estos niños, ya que los resultados podrían ayudar a un mejor diagnóstico y saber el mejor tratamiento médico a seguir”.

Al insistir que es crucial que los padres busquen asistencia médica inmediata si su hijo presenta algunos de los síntomas, la Dra. Barbot recordó que las principales características relacionadas con la enfermedad y que pueden ser fácilmente observadas son la fiebre prolongada por varios días, erupciones en la piel, ojos rojizos, labios rojizos e inflamación en la garganta, entre otros.

Aunque todavía hay más preguntas que respuestas sobre el síndrome, algunos expertos creen que es el resultado de la respuesta de inmunidad hiperactiva del cuerpo ante una infección del COVID-19. Y aunque la buena noticia, según los expertos, es que saben cómo tratar esta enfermedad, el problema todavía es que muchos padres no saben cómo identificar si su hijo está afectado, y eso evita que actúen de manera más rápida.

Padres: “¡Hay que actuar rápido!”

De Blasio también fue muy categórico en su mensaje a los padres ante esta nueva realidad que se está viviendo con los menores: “Estamos muy, muy preocupados con esta situación, y quiero seguir haciendo énfasis a los padres, si ven algunos de estos síntomas, deben actuar rápido porque eso es crucial para proteger al niño”.

Al responder preguntas sobre si el nuevo síndrome infantil afectaría la apertura de las escuelas en septiembre, el Alcalde indicó que a este punto cree que sí será posible que los pequeños vuelven a los salones, pero recordó que la salud y seguridad de los niños “es la prioridad, primero que nada, y eso será determinante para reabrirlas”. De Blasio aseguró que la meta era mantener una vigilancia extrema sobre este síndrome y atacarlo por todas las vías posibles antes considerar una reapertura escolar.

Síntomas del síndrome del inflamatorio:

  • Fiebre prolongada por al menos cinco días.
  • Dificultad para alimentar a los bebés (0 a 2 años), o si está muy enfermo y no puede beber líquidos.
  • Fuerte dolores abdominales, diarrea y vómito.
  • Cambio en el color de la piel, palidez, presentar zonas rojas o que se ven azules y erupciones.
  • Problemas para respirar o si respiran muy rápido
  • Aceleración de los latidos del corazón o dolor en el pecho.
  • Reducción en la cantidad y en la frecuencia del orinar.
  • Letargo, irritabilidad o confusión.