Los “Cachirules”: La vergüenza más grande que dejó a México fuera de su último Mundial

La FEMEXFUT quiso hacer pasar a jugadores de hasta 25 años, por menores de 20

Los “Cachirules”: La vergüenza más grande que dejó a México fuera de su último Mundial
La afición mexicana se quedó sin Mundial en 1990.
Foto: Getty Images

Corría el año de 1988 cuando la Federación Mexicana de Fútbol se vio envuelta en la situación más vergonzosa de su historia y que tuvo un costo altísimo para el fútbol mexicano: el famoso caso de los Cachirules.

¿Qué es un Cachirul?

Un cachirul es alguien que se hace pasar por algo que no es. Así de sencillo.

Y en este caso, fueron 5 jugadores de la Selección Mexicana Sub-20 a quienes les alteraron las actas de nacimiento para hacerlos pasar por jugadores 2, 3, 4 y hasta 5 años menores de su edad verdadera: José de la Fuente, Gerardo Jiménez, José Luis Mata y Aurelio Rivera, sí, el “coreano”.

Fue el 20 de abril cuando varios periodistas, entre ellos Antonio Moreno del Diario Ovaciones, decidieron publicar lo que habían descubierto y que consistía en la falsificación de un documento oficial para que estos 5 jugadores pudieran jugar el Mundial de la categoría en Arabia Saudita; el caso incluso llegó a la Procuraduría General de México.

De inmediato el caso escaló y llegó a la televisión, se corrió la voz y la Concacaf fue la primera en sancionar a la Federación Mexicana sin poder jugar, obviamente aquel Mundial Sub 20.

No solo eso, la FIFA intervino de inmediato y pese a las “palancas” que tenía la FEMEXFUT en ese momento, encabezados por Guillermo Cañedo, fueron lapidarios: 2 años fuera de toda competencia internacional, incluidos los Juegos Olímpicos de Seúl para donde ya se tenía el boleto y desde luego, lo peor de todo, la participación en el Mundial Italia ’90.