Conoce el mejor plan alimenticio para después del confinamiento

Durante los días de confinamiento hemos comido un poco más y también hemos sido más sedentarios, se estima que cerca del 60% de la población subió entre 2-5 kg. Vuelve a la normalidad con toda la energía y buen humor, siguiendo estos consejos creados por especialistas
Conoce el mejor plan alimenticio para después del confinamiento
Seguir la dieta mediterránea, evitar la ingesta de comidas procesadas y alcohol, es la mejor recomendación para retomar hábitos saludables, que duran para siempre.
Foto: Shutterstock

Después de un par de meses de confinamiento y un cambio radical en nuestra rutina diaria se acerca el momento de “volver a la normalidad” y es importante ir tomando algunas medidas que nos serán de mucha ayuda para acoplarnos de la mejor manera. Diversos especialistas coinciden en que durante los días de cuarentena cerca del 60% de población a nivel mundial subió de peso, se estima que el promedio va entre 2 y 5 kg y es que el aislamiento obligatorio cambió la vida de todos.

Existen varios factores que han contribuido en potenciar este aumento de peso: de entrada pasar todo el día en casa acercó a muchos a explorar sus habilidades culinarias sobretodo en postres, pan y pastelería, nos hemos atrevido a preparar recetas que nunca antes; sin embargo son productos que se asocian con un alto contenido en harinas, azúcares y grasas, que se asocian con un alto aporte calórico, a la vez estar en casa aumenta los antojos y comidas a destiempo. También ha influido seguir un estilo de vida más sedentario en el que la quema de calorías es más lenta, sin embargo no hay que culparse de absolutamente nada ya que cocinar ha sido una de las actividades más terapéuticas de la cuarentena que ha sido una buena manera de combatir aburrimientos, ansiedades y ha sido una buena manera de acercarnos más a otro tipo de vida, disfrutando del tiempo en casa. Ahora que estaremos gradualmente regresando a cierto tipo de normalidad es el momento perfecto para ir retomando hábitos más saludables y sin duda la dieta resulta un aspecto clave en sentirnos más ligeros, con energía y por supuesto para perder ese par de kilitos que hemos ganado. 

La mejor dieta según los especialistas:

Es más sencillo de lo que creemos la mejor dieta es comer sano optar por una alimentación saludable, rica en nutrientes y baja en grasas, si eres una persona que se cuida deberás alimentarte lo más similar a la dieta y costumbres que seguías antes del confinamiento. Los expertos en nutrición señalan que lo más importante es comenzar por deshacernos de toda la grasa que hemos acumulado; con base en esto coinciden en que la dieta perfecta deberá consistir en un aumento de frutas, verduras y hortalizas, siempre acompañadas de proteínas magras, legumbres y derivados (como el tempeh, la soja y el tofu), huevos, pescados, carnes blancas y grasas buenas como es el caso del aceite de oliva extra virgen, las semillas, el aguacate y los frutos secos.

No es que exista un plan alimenticio determinado a seguir, más bien hay recomendaciones que es importante considerar entre las principales se resalta la importancia de inspirarse en las bases de la dieta mediterránea o la atlántica y su famosa pirámide. Otra de las recomendaciones infalibles es durante un par de semanas debemos evitar el consumo de alcohol y bebidas altamente estimulantes como es el caso del café, esto es con el objetivo de provocar una ligera desintoxicación en el cuerpo. A la vez también una buena recomendación ser más conscientes de los alimentos que consumimos entre comidas a modo de colación y en general olvidarnos de las botanas saladas, las papas fritas, las galletas y las palomitas de maíz comerciales, que normalmente han acompañado las tardes de películas o momentos en familia; puedes consumir frutos secos pero es muy importante que sea en cantidades controladas, lo mejor que podrás hacer es consumir gelatina sin azúcar, frutas, verduras, cereales integrales y productos como el yogurt griego.

Se trata de encontrar un sano equilibrio en el cual de vez en cuando no existe problema si consumimos de manera ocasional algunas comidas como la pizza, hamburguesas, helado y otros antojos, recuerda que si te alimentas de manera saludable y te mantienes activo el 80% del tiempo, no se vuelve un tema preocupante darte gustos. 

Consejos para ayudarte en el camino:

  • Evita el consumo de alimentos procesados o comidas precocinadas, en este momento es importante que cocines de manera 100% natural priorizando el uso de productos frescos y de temporada. 
  • No te olvides de la importancia en la forma de guisar los alimentos opta por preparaciones al vapor, al horno, a la plancha y evita todos los fritos. 
  • Vigila la manera en la que condimentas los alimentos, evita salsas cremosas y aderezos comerciales; el mejor consejo es optar por el aceite de oliva extra virgen, el vinagre, el limón y las hierbas aromáticas para sazonar.
  • Uno de los consejos más importantes y en el que coinciden diversos especialistas es lo fundamental que resulta recuperar los horarios regulares, hacerte de una rutina en la que el organismo y metabolismo salgan beneficiados; también una técnica que puede ayudar es optar por realizar el famoso ayuno intermitente. 
  • Integra como parte de tu dieta diaria el consumo de alimentos poderosos en cuestiones nutricionales, son vitales para el correcto funcionamiento del organismo y también para prevenir algunas enfermedades.
  • Es bien importante la vitamina D la obtenemos principalmente a través de la exposición al sol, sin embargo si no has podido hacerlo del todo existen algunos alimentos que pueden potenciar su ingesta como es el caso de los pescados grasos, los mariscos, el salmón, las setas, la yema del huevo, el aguacate, los cereales integrales y algunos lácteos. 
  • Procura integrar el consumo de alimentos que estimulen un sano equilibrio emocional, normalmente se da por bajos niveles de serotonina un neurotransmisor que regula el estado de ánimo  y también hay que vigilar los niveles de melatonina una hormona cerebral que regula el ciclo del sueño. El consumo de alimentos ricos en triptófano es perfecto para aumentar la producción de estas dos sustancias, lo encontrarás al consumir plátano, piña, legumbres, pollo, pavo, frutos secos, lácteos y chocolate.