Administración Trump provoca desorden con su propia regla sobre inmigrantes que piden asilo

Abogados y activistas temen que muchos perderán sus casos

Administración Trump provoca desorden con su propia regla sobre inmigrantes que piden asilo
La frontera sur tiene restricciones adicionales de cruce por coronavirus.
Foto: LARS HAGBERG / AFP / Getty Images

Los inmigrantes bajo el programa “Permanecer en México” podrían enfrentar problemas con sus casos, luego de que el Gobierno del presidente Donald Trump emitiera instrucciones confusas.

Un reporte de Law360 indica que los peticionarios con citas programadas antes del 22 de junio primero fueron informados que debían llegar al puerto de entrada un mes después de su fecha original para recibir nueva fecha, generando confusión.

Ante la presión de abogados y activistas, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reconoció el desconcierto e indicó que las fechas originales fueron reprogramadas para un mes después, es decir, la cita en el documento es para audiencia, no para obtener una nueva fecha.

El portal aclara, por ejemplo, que si una persona con una fecha de audiencia –ahora cancelada por coronavirus— del 11 de junio deberá llegar a un puerto de entrada el 11 de julio.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) confirmó a Law360 las nuevas instrucciones, pero los defensores todavía temen que haya problemas.

“Definitivamente condujo a una confusión masiva, una vez más”, dijo Taylor Levy, un abogado pro bono con sede en El Paso, Texas.

A los inmigrantes se les había pedido también viajar a México y recopilar más documentación sobre sus peticiones de asilo con la fecha reprogramada.

El reporte advierte que si los inmigrantes con fechas en junio llegan al puerto de entrada corren el riesgo de ser rechazados y obligados a un segundo viaje.

Ahora bien, los abogados indican que existe el riesgo de que un extranjero llegue en la fecha correcta, pero se le niegue la entrada por estar contagiado de coronavirus, entonces faltaría a la audiencia y eso complicaría su caso.

Los expertos temen que la confusión lleve a que decenas de aplicantes desistan en sus peticiones.