Acusada de racismo pierde empleo y mascota por ofender a un caminante en Central Park de Nueva York; piden vetarla de por vida

Los temores de COVID-19 han dado lugar a nuevos incidentes por irritabilidad extrema en las calles

Acusada de racismo pierde empleo y mascota por ofender a un caminante en Central Park de Nueva York; piden vetarla de por vida
Cooper vs Cooper: mujer grabada en actitud histérica
Foto: captura @melodyMcooper / Cortesía

Amy Cooper nunca imaginó que violar una ley al dejar a su perro suelto en Central Park le costaría mucho más que una multa.

En un confuso incidente grabado en video, Cooper se sintió “amenazada” cuando un caminante negro le reclamó colocar una correa a su mascota como indica le ley.

La mujer optó por llamar a la policía y reportar que “un hombre afroamericano me está amenazando a mí y a mi perro”, mientras él grababa el incidente.

Curiosamente, ambos -la mujer blanca y el hombre negro- tienen el mismo apellido, Cooper.

La hermana del hombre hizo público el video ayer y el caso se desbordó en un escándalo de supuesto racismo, costándole a Cooper su empleo y un pedido de que le prohíban entrar a Central Park, de por vida.

En su cuenta de Twitter, el alcalde Bill de Blasio calificó hoy el video como “racismo, simple y llanamente”. Hasta ahora suma más de 27 millones de reproducciones.

El presidente de la Asociación Civil de Central Park, Michael Fischer, pidió al alcalde que imponga una prohibición de por vida a Cooper “cuyo racismo flagrante capturado en video ha sido compartido cientos de miles de veces en las redes sociales y justificó una respuesta policial”, dijo un comunicado de la organización.

“El inquietante incidente ha comenzado a debatir si los temores de COVID-19 y la mayor sensación de preocupación han dado lugar a nuevos incidentes de racismo en el área pública de la ciudad de Nueva York. Si bien la policía ha dicho que el incidente no justificará una investigación, el video muestra claramente a una persona que viola las reglas del parque por no haberle puesto una correa a su perro, acusar a un hombre durante un momento de distanciamiento social e incitar prejuicios raciales durante el altercado”, continuó el comunicado.

Esta mañana se supo que la compañía de inversión que emplea a Cooper la colocó en licencia administrativa.

“Nos tomamos estos asuntos muy en serio y no toleramos el racismo de ningún tipo”, se lee en un comunicado de la firma Franklin Templeton. “Mientras estamos en el proceso de investigar la situación, la empleada involucrada ha sido puesta en licencia administrativa”.

Una captura de pantalla de su cuenta de LinkedIn que se compartió en Twitter la identificó como la directora de soluciones de inversión en seguros de esa firma, acotó New York Post.

Cooper luego se disculpó por el incidente en una entrevista telefónica con NBC News.

“Le pido disculpas sincera y humildemente a todos, especialmente a ese hombre, su familia”, dijo a la red noticiosa. “Fue inaceptable y pido disculpas humildemente a todos los que han visto ese video, a todos los que se han ofendido… a todos los que piensan en mí con menos luz y entiendo por qué lo hacen”.

“En algún momento, ella decidió jugar la carta del racismo, supongo”, dijo a NBC el hombre ofendido, Christian Cooper.

A raíz del incidente, la mujer devolvió su perro adoptivo a un refugio de animales.

Los usuarios de las redes sociales también la acusaron de crueldad hacia los animales, al verla en el video agarrando y arrastrando al perro luchando por un arnés para el cuello.