Alto riesgo de contagio de COVID-19 en las prisiones del estado de Nueva York

Los activistas viajaron hasta la cárcel de Sing Sing donde murió el primer prisionero al inicio de la pandemia. A la fecha, unos 500 presos han dado positivo a las pruebas contra el virus

Manifestantes son desalojados de los exteriores de la cárcel de Sin Sing, en el condado de Westchester.
Manifestantes son desalojados de los exteriores de la cárcel de Sin Sing, en el condado de Westchester.
Foto: MRNY / Cortesía

NUEVA YORK.- Casi 500 prisioneros han sido declarados portadores positivos del virus y 16 han muerto con la COVID-19 y miles corren el riesgo de contagiarse en las cárceles del estado de Nueva York, por lo que este miércoles, el llamado de varias organizaciones fue para que el gobernador Andrew Cuomo, tome medidas urgentes para liberar a los neoyorquinos encarcelados.

“Mi padrastro está encarcelado y permanecerá allí hasta finales de diciembre. Nos llama varias veces al día y habla de estar asustado y frustrado porque faltan máscaras y guantes para las personas encarceladas”, compartió DJ Feliciano, miembro de Make the Road New York.

Feliciano agregó que hay oficiales correccionales que han dado positivo en la prisión y es solo cuestión de tiempo antes de que más personas se enfermen.

“El gobernador Cuomo debe liberar de inmediato a las personas en riesgo de las cárceles y centros de detención”, insistió Feliciano.

Una caravana mayormente integrada por los neoyorquinos inmigrantes partió desde Nueva York, hasta llegar a la cárcel de Sing Sing, localizada en Ossining, en el condado de Westchester, donde los oradores exigieron que el gobernador ejecute una recuperación real para todos, incluida la adopción de medidas urgentes para satisfacer las necesidades de la comunidad de reclusos durante la pandemia mediante la excarcelación de las prisiones y centros de detención, donde miles literalmente están en  jaulas, en riesgo de contraer la COVID-19.

Debido a las restricciones de distanciamiento social por la pandemia, los activistas transmitieron la caravana y las intervenciones a través de las plataformas de Twitter, Instagram y Facebook Live usando los hashtags #FreemThemAll y #Recovery4All a través de las cuales se mostraron imágenes impactantes para resaltar las pésimas condiciones al interior de las prisiones y la desesperación por el inminente riesgo a morir de los prisioneros.

Make the Road New York (MRNY), la organización que promovió la caravana, destacó que se escogió la acción a la instalación correccional Sing Sing, por cuanto actualmente alberga a más de 1.700 prisioneros, todas las cuales están en riesgo a medida que la COVID-19 continúa propagándose.

“Recientemente fui liberado de un centro de detención en Nueva Jersey. Ser detenido fue extremadamente traumático. Las personas que están en cárceles y centros de detención no pueden distanciarse socialmente, además no reciben la atención adecuada para protegerse y faltan máscaras, jabón o desinfectantes para manos”, declaró Yimy Benítez, miembro de MRNY.

Incluso antes de la pandemia, denunció Benítez, si te enfermas, toma de 4 a 5 días para una cita con un médico: “esos días son la diferencia entre la vida y la muerte para las personas encerradas en jaulas. Es hora de que tomemos medidas audaces para salvar la vida de nuestros seres queridos, debemos liberarlos a todos”, dijo el ex prisionero.

Además, la caravana que denuncia la situación de riesgo de contagio comunitario en las cárceles del estado, busca llamar la atención de los legisladores que regresan a Albany esta semana para considerar varias medidas, incluidos varios proyectos de justicia penal.

De acuerdo con Make the Road New York, al contrario de lo que se está discutiendo sobre una propuesta cosmética que pediría al Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria (DOCCS) que revise las categorías de personas en busca de alivio, la organización denuncia que, los miembros de la comunidad exigen medidas inmediatas para liberar a los prisioneros neoyorquinos.

En el transcurso de estos más de tres meses de la pandemia, el Gobernador y el DOCCS no han otorgado clemencias, libertad condicional médica, libertad condicional o excarcelamientos de 90 días.