Gobernador reconoce frustración de reforma penal que libera a saqueadores en Nueva York

Cuomo fue uno de los promotores de la medida que ahora acumula críticas por impunidad

Vitrina de zapatería vandalizada en la 5ta Av
Vitrina de zapatería vandalizada en la 5ta Av
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quiere tomar medidas enérgicas contra los saqueadores que han causado estragos en NYC usando como excusa la muerte de George Floyd.

“Mire los hechos, mire lo que hicieron y proceda a acusar adecuadamente”, dijo Cuomo, quien promovió y firmó la polémica reforma judicial que entró en vigencia el 1 de enero.

La mayoría de los vándalos detenidos al generar violencia en las protestas, han quedado en libertad sin fianza, para frustración de los negociantes afectados, la policía y los fiscales.

Un portavoz de la oficina del Fiscal de Distrito del Bronx dijo que hasta el momento han acusado a 58 personas de robo en segundo grado y a 28 por delitos menores relacionados con robo y vandalismo, pero Cuomo está pidiendo más medidas.

Esta semana, saqueadores se abrieron paso en pequeñas y grandes tiendas en NYC, dejando un rastro de destrucción y pérdidas millonarias incalculables, agravando la crisis de la pandemia.

“El fiscal de distrito debería acusar a estos saqueadores”, dijo Cuomo. “Deberían acusarlos de robo y deberían ser retenidos y pagar una fianza”.

En una declaración, la Asociación de Fiscales de Distrito del Estado de Nueva York dijo: “La ley penal del Estado de Nueva York no respalda la idea de que los fiscales de distrito pueden acusar de robo (en segundo grado) en casos en que las personas arrojan piedras a través de ventanas de negocios cerrados para saquear“, citó Fox News.

Sin sorpresas, algunos defensores de la reforma dijeron estar indignados por los comentarios del gobernador Cuomo.

“Y especialmente en este momento, con lo que la gente está reaccionando, la ira, el dolor que sienten, se trata de nuestro sistema legal criminal (…), la policía de Nueva York y las fuerzas policiales en todo el país”, dijo Justine Olderman, directora ejecutiva de los Defensores del Bronx.