Ana Obregón: A un mes de la muerte de su hijo está nuevamente de duelo

Su perrita Luna falleció de tristeza

Ana Obregón junto a su fallecido hijo Aless.
Ana Obregón junto a su fallecido hijo Aless.
Foto: Latin Iconos Agency / Cortesía

Un nuevo golpe para Ana Obregón. A un mes de la muerte de su hijo, Alessandro Lequio, fallece Luna, la mascota de la familia. Según la estrella española, la perrita murió de tristeza.

A través de su cuenta de Instagram, Ana contó la triste historia. Es que desde el fallecimiento de Aless, quien perdió la batalla contra el cáncer, la mascota no ha querido moverse mucho, ni comer, ni pasear. Al igual que Obregón, entró en un sentimiento de tristeza profundo.

“Cuando tenías 13 años me regalaste por mi cumple una foto en la que escribiste : Luna , Aless y mamá . Éramos una familia llena de amor. Siempre juntos los tres . Lunita te espero varios meses a que volvieras a casa pero nunca lo hiciste. Se que se ha ido de pena , para poder estar contigo . Se que ahora estaréis juntos corriendo a través de la eternidad . Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre. No se como decirlo. Aquí abajo me siento huérfana de hijo y de mi mejor amiga. Os echo infinitamente de menos. #Alessforever #Lunaforever 💔”, escribió la actriz y presentadora.

Luego de la muerte de Aless, Ana Obregón había regresado a las redes sociales para dedicarle una sentida carta a su hijo. Hoy volvió pero para seguir compartiendo más tristezas.

Recordemos que Aless falleció el 13 de mayo, en el Instituto Oncológico Baselga Hospital Quirónsalud de Barcelona, donde estaba recibiendo su tratamiento de quimioterapia en medio de la pandemia. Según lo que reportan varios medios españoles, el joven de 27 años estuvo acompañado hasta último momento por sus padres.

Hace dos años fue diagnosticado con leucemia, y desde ese momento Ana paró su vida por completo para dedicarla 24 horas a acompañar a su hijo con la búsqueda de una cura. Primero fue tratado en New York, y luego de una primera fase de quimioterapia, donde presentó una gran mejoría, regresaron a Madrid.