Derriban estatua de Cristóbal Colón en Virginia. En Boston le quitan la cabeza a otra

"Colón representa el genocidio"

Derriban estatua de Cristóbal Colón en Virginia. En Boston le quitan la cabeza a otra
Estatua de Cristobal Colón en Boston quedó sin cabeza.
Foto: Tim Bradbury / Getty Images

De explorador a genocida.

Dos estatuas de Cristóbal Colón fueron vandalizadas en la noche del martes por manifestantes que protestaban contra la violencia racial en Richmond (Virginia) y en Boston.

Según el Richmond Times-Dispatch, un millar de manifestantes se congregó el martes por la noche ante el monumento a Colón que hay en un parque de la capital de Virginia para solidarizarse con los pueblos indígenas, en el contexto de las protestas raciales que sacuden a todo Estados Unidos en las últimas semanas.

Relacionado: Protestas en otros países por racismo en Estados Unidos. Irán pide fin de represión a la población

Tras las arengas de varios líderes de la protesta, algunos asistentes echaron pintura en el pedestal y empezaron a corear “derribémoslo”, y la estatua de bronce de Colón que hay en el Byrd Park fue arrancada de su base y acabó en un estanque cercano.

“Colón representa el genocidio”, fue una de las frases pintadas en la base del monumento, de unos tres metros, según el diario.

Por su lado, la activista y fundadora de la organización Marijuana Justice, Chelsea Higgs-Wise, aseguró que había que “empezar donde comenzó todo, con las personas que fueron las primeras en esta tierra”, según el Times-Dispatch.

Relacionado: Conmovedor adiós a George Floyd en Houston. Policías saludan al féretro

Tras el incidente, en el que no hubo detenciones, la estatua, erigida en la década de 1920 como regalo de la comunidad italoamericana, fue retirada hoy del estanque por el Departamento de Parques y Recreación, sin que se sepa dónde la han llevado.

Paralelamente, en Boston, el municipio se disponía a retirar este miércoles la estatua de Cristóbal Colón de piedra que hay en el parque que lleva el nombre del conquistador, en una avenida del extremo norte de la ciudad, después de que durante la pasada noche fuera decapitada.

La cabeza de la estatua, que ya había sido objeto de otros ataques anteriormente, amaneció en el suelo.

El alcalde de la ciudad, Marty Walsh, dijo que se guardará y se debatirá sobre la conveniencia de volverla a erigir.

“Vamos a desmontar la estatua esta mañana y guardarla para evaluar el daño a la estatua (…) nos tomaremos un tiempo para evaluar el significado histórico de esta acción”, dijo Walsh en declaraciones publicadas por los medios locales.

Las protestas en todo Estados Unidos por la violencia policial han provocado un reconocimiento nacional de las injusticias históricas perpetradas contra los afroamericanos, que se han hecho extensivas a otras minorías.