Protestas en otros países por racismo en Estados Unidos. Irán pide fin de represión a la población

Lo que ocurre en EE.UU. es el tema de conversación en el resto del planeta

Una pancarta en Alemania contra el racismo en EE.UU.
Una pancarta en Alemania contra el racismo en EE.UU.
Foto: ODD ANDERSEN / AFP / Getty Images

La muerte de George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis tuvo repercusión mundial.

Miles de personas en varias ciudades del planeta salieron a la calles para exigir justicia para la comunidad afroamericana en Estados Unidos y demandar el fin del racismo.

En redes sociales se compartieron imágenes de manifestaciones en Alemania, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Japón, Nueva Zelanda, Francia, Irlanda, Canadá, entre otros.

En Holanda la protesta fue convocada contra las violaciones de derechos humanos en Estados Unidos. Miles llenaron una plaza en Amsterdam.

Relacionado: Trump amenaza con despliegue de Fuerzas Militares para controlar protestas

https://twitter.com/travisakers/status/1267643014966583298?s=20

También sorprendió que miles salieran a la calles en Nueva Zelanda para denunciar los atropellos contra la población negra.

Irán pide fin a la violencia

El gobierno de Irán, país sin relaciones con Estados Unidos, aprovechó la coyuntura y se refirió a los hechos usando un lenguaje similar al que usa la Casa Blanca cuando hay manifestaciones en la república islámica.

“Para el pueblo estadounidense: el mundo ha escuchado su protesta por el estado de opresión. El mundo está con ustedes”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Abbas Mousavi, según informó Al Jazeera.

Relacionado: Continúa la polémica: Las diferencias entre las dos autopsias realizadas a George Floyd

El diplomático pidió a los líderes y a la policía estadounidenses que “detengan la violencia contra su pueblo y les dejen respirar”, en referencia a las últimas palabras de Floyd.

Estados Unidos denunció represión en Irán en noviembre por las protestas generadas el aumento en el combustible. Irán reconoció el lunes que hubo 230 muertos en las manifestaciones, pero rechazaron las denuncias internacionales de represión.