Esposa del alcalde sueña con un Nueva York “sin policías” y él pide que no la critiquen por decidir recorte de fondos a NYPD

Según De Blasio, ella está tras su medida de bajar el presupuesto de la policía más grande del país
Esposa del alcalde sueña con un Nueva York “sin policías” y él pide que no la critiquen por decidir recorte de fondos a NYPD
McCray al anunciar un programa para reducir violencia domestica, 2018
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

La primera dama municipal, Chirlane McCray, ha lanzado más leña a las tensas relaciones que su esposo y ella personalmente tienen con la policía de Nueva York.

McCray, a quien el alcalde Bill de Blasio ha acreditado por su reciente decisión de cortar el presupuesto de la policía, dijo que una ciudad sin agentes patrullando las calles sería un “nirvana” o paraíso.

“Eso sería como un nirvana, la utopía a la que no estamos cerca de llegar”, dijo McCray a la revista Time el martes.

Ayer, al comentar la legalidad del cuestionado rol que su esposa tiene en su administración, el alcalde salió a la defensiva: “Ha habido críticas desde el principio”, dijo De Blasio durante su sesión informativa el jueves. “No sé si se sienten incómodos porque es mujer, afroamericana o ambas cosas”.

Con 36 mil oficiales y 19 mil empleados civiles, NYPD es la mayor fuerza policial país.

El domingo, De Blasio se comprometió públicamente a pasar una cantidad no especificada del presupuesto de $6 mil millones de dólares de NYPD a “iniciativas juveniles y servicios sociales”, sólo dos días después de rechazar las llamadas de activistas y sus aliados del Concejo Municipal para recortar fondos para la policía, mientras avanzan reformas legales para cambiar el protocolo de seguridad pública.

El recorte ha sido aplaudido por activistas y políticos Demócratas, pero podría agravar la pésima relación del alcalde con los sindicatos de NYPD.

Los comentarios de McCray se dieron durante una discusión de “TIME100 Talks” junto a su esposo.

Cuando se les preguntó si NYC podría disolver su departamento de policía, McCray se rió. “Son una ciudad pequeña”, dijo sobre una propuesta similar en Minneapolis. “Pueden hacer cosas que no serían posibles en una gran ciudad como Nueva York”.

De Blasio estuvo de acuerdo en que un movimiento tan dramático sería poco realista en la ciudad más grande del país, con aproximadamente 8,6 millones de residentes.

“¿Podría la raza humana evolucionar a un punto donde no se necesiten guardianes, no se necesiten estructuras? Supongo que en teoría, pero no lo veo en el futuro que vamos a vivir las próximas generaciones”, dijo el alcalde.

McCray también mencionó el reciente arresto de su hija, Chiara, de 25 años, durante una protesta en Manhattan después de que supuestamente bloqueó el tráfico en Broadway y se negó a moverse, algo de lo que su padre dijo estar “orgulloso”.

“No sabía que ella estaba allí afuera”, dijo McCray, y agregó que sólo se enteró después de que su hija fue liberada de la cárcel.

El viernes, el Defensor del Pueblo, Jumaane Williams, acusó al alcalde de esconder “su falta de liderazgo tras su familia afroamericana”, un día después de que McCray pidiera respeto para su esposo, abucheado en Brooklyn durante un acto en memoria de Floyd.

De la primera dama se ha dicho que planea lanzarse a la presidencia de Brooklyn el próximo año. La gestión de su esposo como alcalde terminaría el 1 de enero de 2022.

De momento, De Blasio sigue arrinconado entre sus malas relaciones con NYPD y quienes lo acusan de lo contrario: permitir la brutalidad policial.

Un pedido en Change.Org para su remoción, creado el año pasado, cobró fuerza en los últimos días. Actualmente suma más de 135 mil firmas y la meta original se duplicó de 75 mil a 150 mil.