Videos de cámaras corporales de oficiales del NYPD ahora serán divulgados en 30 días

Alcalde anuncia nuevas reglas que forman parte de las reformas policiales impulsadas por las protestas por muerte de George Floyd

Dentro de la Uniformada coexisten varias visiones sobre el futuro inmediato de la seguridad pública en NYC.
Dentro de la Uniformada coexisten varias visiones sobre el futuro inmediato de la seguridad pública en NYC.
Foto: Cortesía / NYC Mayoral Office

A partir de ahora, los videos o audios que sean grabados por las cámaras corporales que usan los oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), deberán estar disponibles al público en no más de 30 días de la fecha de su realización. Así lo ordenó este martes el alcalde Bill de Blasio, como parte de las reformas policiales que están siendo impulsadas por las masivas protestas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de uniformados en Minneapolis.

El mandatario municipal presentó una serie de medidas que, según dijo, buscan hacer cada vez más transparente el trabajo de los uniformados y restablecer la confianza entre la Policía y la comunidad. “Reconocemos el poder que tienen las cámaras corporales, pero ese poder solo funciona, si viene acompañado de la transparencia y responsabilidad en el uso de esos dispositivos”.

Las imágenes estarán disponibles cuando se tomen en los siguiente escenarios: Si un oficial dispara a una persona, o si estuvo a punto de herir a alguien con su arma de fuego; si el oficial usa una pistola ‘taser’ y eso provoca la muerte o heridas a un civil; y si el uso de la fuerza física por parte de un oficial provoca la muerte o heridas a una persona.

Luego del reentrenamiento de todos los oficiales del NYPD y la puesta en funcionamiento de 24,000 de estos dispositivos, ahora el próximo paso es hacer que la comunidad vea resultados responsables con el uso de esas cámaras, insistió el Alcalde.

Antes, la revelación de las imágenes era una decisión que estaba a discreción del Comisionado de Policía y solo se daba en muy reducidas circunstancias, algo que cambia radicalmente con las nuevas políticas, y ahora los videos se mostrarán primero a los civiles envueltos, a sus familiares, y luego se subirán a un sitio web para que los pueda ver el público.

“Esperamos no tener incidentes en los que tengamos que mostrar las imágenes, o que si ocurren que sea algo muy raro”, dijo De Blasio, agregando que hay que reconocer “que en los últimos años han sido mínimos los casos en que policías han descargado sus armas y la meta es que esos casos sigan siendo cada vez menos.

“Esta nueva política está en línea con la vigorosa agenda de reformas que la Policía de Nueva York ha impulsado durante más de seis años”, dijo el comisionado de Policía Dermot Shea. “Todos los oficiales ahora están equipados con cámaras para el cuerpo, que proporcionan un registro de los encuentros entre nuestros oficiales y los neoyorquinos a los que servimos”.

Desmantelamiento definitivo

De Blasio también se refirió al desmantelamiento de la unidad anticrimen del NYPD anunciada el lunes por el comisionado de Policía Dermot Shea, de lo cual dijo que era una decisión definitiva.

El lunes, en una sorpresiva rueda de prensa, Shea informó sobre su decisión de desmantelar la unidad que está compuesta por unos 600 agentes ‘encubiertos’ vestidos de civil, los que ahora serían asignados a otras funciones que estarán más enfocadas en acercar a la Uniformada con la comunidad.

Miembros de la unidad anticrimen, cuyo enfoque era combatir crímenes violentos, han estados envueltos en algunos de los casos de tiroteos más notorios y algunos han sido acusado de usar tácticas violentas en contra de comunidades minoritarias en la Gran Manzana.

A esa unidad pertenecía el oficial Daniel Pantaleo, quien hace casi 6 años aplicó una llave de estrangulamiento al civil Eric Garner durante un operativo de arresto en Stante Island, provocándole la muerte y desatando una ola de protestas en contra la brutalidad policial y el impulso del movimiento nacional ‘Black Lives Matter’.

“Este es un cambio de política que viene de mí, personalmente, y los hombres y mujeres del Departamento de Policía que estamos haciendo lo que les pedí … y ellos han hecho un trabajo excepcional, pero nuevamente creo que es hora de avanzar y cambiar la forma en que hacemos nuestro trabajo en esta ciudad ”, dijo Shea, agregando que ahora “podemos hacerlo con inteligencia, astucia y no con fuerza bruta”.

A eso el Alcalde agregó este martes, que el NYPD “tiene que cambiar, y parte de ese cambio tienen que ver con el avance de una agenda de reformas, y eso es lo que estamos haciendo con decisiones como la eliminación de esta unidad. Ese grupo ya no tiene sentido que funcione en la actualidad que se vive ahora en la ciudad”.

El primer ejemplo de un video dado a conocer este martes por el NYPD:

Cronología de las cámaras corporales:

  • 2014 – año en que el NYPD comenzó un programa piloto para el uso de cámaras como parte de una iniciativa anunciada ese año por el entonces presidente Barack Obama, con miras a mejorar la confianza en los agentes luego de varios incidentes ocurridos en el país, como la muerte de Eric Garner en NYC.
  • 2017 – en abril comenzó la Fase 1 del programa piloto de cámaras, y para fines de 2017, ya aproximadamente 1,300 oficiales de policía estaban equipados con los dispositivos en los turnos nocturnos en 20 comisarías de la ciudad.
  • 2018 – en enero ya estaba en vigor la Fase 2 del despliegue de cámaras a oficiales en todos los turnos en y cada precinto de los cinco condados, además de las unidades de tránsito y otras aéreas de servicios policiales en toda la ciudad.
  • 2019 – en marzo se comenzó la Fase 3, y ese año se terminó el programa piloto, con el despliegue de aproximadamente 4,000 cámaras adicionales en unidades especializadas como la Unidad de Servicios de Emergencia, el Grupo de Respuesta Estratégica y el Comando de Respuesta Crítica
  • 2020 – el alcalde De Blasio anuncia que en la actualidad ya 24,000 cámaras son usadas por oficiales.