“Quiero a mi hija viva”, el clamor de la madre de Vanessa Guillén tras reunirse con militares en Fort Hood

Las autoridades militares que investigan la desaparición de la joven de 20 años creen que ésta fue asesinada

La militar  desaparecida Vanessa Guillén.
La militar desaparecida Vanessa Guillén.
Foto: Familia Guillén / Cortesía

“Yo la quiero viva”, así se expresó Gloria, la madre de la soldado Vanessa Guillén, luego de reunirse con oficiales en la base militar Fort Hood, en Texas, a dos meses de su desaparición.

“Si mi hija aparece muerta, cierro esto base”, sentenció la progenitora, quien se expresó a los medios en compañía de otros familiares, miembros de LULAC y la representante demócrata Sylvia García.

Gloria, que insistió en su llamado para que cierren el espacio militar el más grande del Ejército estadounidense, expresó: “Yo exijo que se me respete, y se respete a mi hija como soldado. Ella se inscribió al Ejército por su país, por su patria, para defendernos a todos nosotros”.

Sobre la búsqueda en un río cercano, la madre argumentó: “Yo sé que mi hija no está allí. Yo sé que mi hija no está allí. Ellos se tardaron mucho en buscar a mi hija. Yo le supliqué desde un principio que buscaran a mi hija; desde un principio, que se cerrara esa base, y se pusieran los más de 30,000 soldados y no lo hicieron”.

“¿Por qué hasta ahora andan haciendo ese show de buscar a mi hija?”, cuestionó la mujer que responsabilizó al alto mando de la base por la desaparición.

“La hicieron bajar con engaños al cuarto de armas a secuestrarla. Yo no sé de ahí cómo se la llevaron. Solo sé que fue una ‘troca’ blanca, el que se la llevó; una troca blanca, ¿quién de ellos tiene una troca blanca?”, repitió entre llanto la madre quien exigió que se investigue a todo los oficiales de alto rango.

Miembros del Comando de Investigación Criminal del Ejército de Estados Unidos (CID) indicaron en el encuentro que creen que Vanessa fue asesinada o víctima de “juego sucio” (foul play), pero que la pesquisa continúa, indicó García.

Sobre las alegaciones de presunto acoso sexual a la joven de 20 años por parte de un superior antes de desaparecer, el coronel de la Tercera División de Infantería, Ralph Overland, a la que pertenece Vanessa dijo que un equipo investigativo dirigido por un oficial sénior realiza las indagaciones.

Las autoridades militares llegaron a la teoría de que la muchacha pudo ser asesinada cuando se acaban de cumplir dos meses de que se le perdiera el rastro y en medio de múltiples reclamos en redes sociales para que se esclarezca el caso.

El llamado masivo bajo etiquetas como #IamVanessaGuillen”, #FindVanessaGuillen” y #JusticeforVanessa continúa siendo noticia con múltiples testimonios en redes como Facebook de exsoldados que alegan haber sido víctimas de incidentes de acoso por parte de oficiales de alto rango, tal y como le reveló Vanessa a su madre.